Se le agotó su fe

Son muchos los líderes que nos dicen ¡Créanme!, que nos piden profesión de fe, una fe ciega, sorda y muda, y además desde la distancia…

Reclaman que confiemos en los mercados, que creamos en la justicia, que nos fiemos del Gobierno, que mantengamos fe en la iglesia, que sigamos a los Medios…

Y lo piden dirigentes políticos que no cesan de engañar a la ciudadanía, que incumplen vilmente sus promesas y programas electorales, que andan en la corrupción y el nepotismo, que aplican las leyes y la justicia de forma discriminada (privilegian a los ricos y castigan a la mayoría ciudadana)…Y NOS PIDEN FE.

Y lo piden, por supuesto, el Vaticano y las Jerarquías a la feligresía que tratan autoritariamente, que como dueños absolutos de la verdad condenan cualquier voz discrepante, que ocultan miles de crímenes de pederastia, que discriminan a las mujeres, que disimulan sus guerras internas de poder y sus escándalos de corrupción… Y NOS PIDEN FE.

Y lo piden los grandes poderes económicos y financieros, muy liberales a la hora de manipular a gobiernos para privatizar servicios públicos y a la vez socializar sus pérdidas y obtener rescates con los que cubrir sus beneficios, que evaden impuestos y se refugian en paraísos fiscales, que expolian los recursos naturales y contaminan impunemente tierras, ríos y aire, que defienden un desarrollo generador de desigualdad… Y NOS PIDEN FE.

Y lo piden los Jueces y Tribunales cuyas balanzas hace tiempo están inclinadas: Encuentran enormes dificultades para condenar a los ricos y poderosos, pero suma facilidad para penalizar a los pobres e inmigrantes como reflejan las cárceles; prescriben los delitos de políticos y banqueros, pero con rigor y prontitud se aplican las leyes a delincuentes de la calle; se conceden amnistías fiscales e indultos a grandes acaudalados, pero se encarcela a ciudadanos por manifestarse defendiendo sus derechos… Y NOS PIDEN FE.  

          Y cuentan que, después de mucho preguntar y no oir respuestas, a mucha gente se le agotó su fe. Están convencidos de que este Sistema no tiene futuro. Eso sí, siguen haciendo cola y pujando porque están seguros de que llegará “otro mundo más justo”.

Mirada Solidaria.es

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.