Mientras nos hablan de paz

   – Hablan pausados. Cargados de razón. Como si creyeran, como si realmente defendieran la paz…

¡Qué chasco!

……..El mundo ha permanecido indiferente ante las decenas de miles de víctimas civiles de Mosul. Sucedió en silencio. ¡Qué vergüenza!

Fue hace tan sólo unos días. Las personas civiles de la ciudad iraquí se encontraron en un callejón sin salida: las fuerzas de la coalición encabezada por Estados Unidos les avisaron para que abandonaran las posiciones del ISIS antes de bombardearlas, mientras que el ISIS les amenazó con ejecutarlas si trataban de escapar.

Silencio absoluto por parte de la prensa, entretenida con Venezuela, con las payasadas de Trump y con otros frentes de su incumbencia.

La inteligencia kurda considera que han muerto más de 40.000 civiles bajo los bombardeos y la violencia de ambos bandos. Una pérdida de vidas descomunal. (The Independent, 28/7/2017)

    – Y  continúan hablando tranquila y descaradamente de paz.  ¿No se estarán burlando…?

……..El informe reciente del Centro Delás para la Paz describe el negocio de la venta de armas de la Unión Europea.

Un tercio de las exportaciones de armas de UE han ido destinadas a países en conflicto permanente. En 30 de estos países, la situación de inseguridad se mantiene o ha ido a peor, entre ellos, Yemen y Siria.

Se trata de un negocio superior a los 37.000 millones de euros por venta de armas entre 2003 y 2014 y otros 122.000 millones por venta de material.

La Europa que cierra sus puertas a los refugiados, que levanta vallas para frenar la inmigración y extiende sus fronteras físicas hasta países extranjeros para controlar los flujos migratorios, es la misma que contribuye a generar esos refugiados a quienes rechaza acoger. Así lo refleja el informe «Armas europeas que alimentan conflictos. Conflictos de los que huyen los refugiados«.

La UE autorizó la venta de armas a 63 de los 65 países de los que huye el 88% de los refugiados de todo el mundo. “La relación de Europa con estas zonas en conflicto no se limita a las políticas de ‘asilo’, ni empieza cuando los refugiados llegan a sus costas. Empieza cuando desde las instituciones y empresas se decide invertir en el negocio de la guerra”, critica el estudio. (Público, 24/7/2017)     

    – Esto es el colmo. Mientras nos hablan de paz, están promoviendo, alimentando y negociando las guerras.

……..Las armas americanas y saudíes circulan libremente por Siria. Se venden en el mercado negro de Jordania para las organizaciones yihadistas más radicales.

El gobierno español justifica la venta de armas a la dictadura saudí. Arabia Saudí es el tercer comprador de armas españolas con el 10% de las exportaciones por valor de 744 millones de euros entre 2010-2014 y de 447,6 millones durante el primer semestre de 2015.

Estados Unidos y Arabia Saudí son los principales protagonistas de la guerra en Yemen. En el fondo de la cuestión está el comercio petrolero y de armas. Arabia Saudí se ha convertido en el mayor comprador de armas per cápita del mundo. El mejor cliente de Inglaterra y de Estados Unidos. En su viaje a Ryad, Trump anunció una venta de armas por valor de 110 mil millones de dólares. Hubo más contratos económicos con Arabia Saudí, por valor de 270 mil millones de dólares. Mientras tanto se cuentan más de 12 mil muertos en Yemen, la mayoría civiles.

La guerra de Siria deja 5.400 civiles muertos durante los seis primeros meses de 2017. Entre los asesinados se encuentran 1.059 niños y 742 mujeres. El Observatorio para los Derechos Humanos achaca al Ejército sirio las muertes de 2.072 civiles, entre ellos 318 niños y 245 mujeres; a la organización yihadista Estado Islámico las muertes de 857 civiles; a la coalición internacional liderada por Estados Unidos de 1.008 civiles; a Rusia de 641 civiles.

    – Y siguen hablando de paz y de respeto a los derechos humanos. ¿Quién les va a creer? ¡Qué  vergüenza de dirigentes!

 

Mirada Solidaria.es

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.