Marcados y controlados

Es imperativo social: Todo el mundo debe ser etiquetado para poder mostrarse en sociedad. Es una orden y exigencia del Sistema.

Los Medios se volvieron expertos en titular, etiquetar, ubicar, encasillar y clasificar a todo ser que asome la cabeza en público.

Y si estás etiquetado, clasificado, encuadrado en un grupo o ideología, podrás ser controlado, sometido, en suma, dominado. Sin marca solo puedes circular por el mercado negro.

Es amplio el elenco de etiquetas: Comunista, neoliberal, imperialista, conservador, populista, ‘chavista’, colonialista, fascista, ateo, capitalista, de izquierdas o de derechas, radical…

Los Poderes del Sistema son los únicos competentes para definir dichas etiquetas y cargarlas de contenido positivo o negativo, de asignarles carácter peyorativo o elogioso.

Y mientras, rezan los eslóganes: ¡Luzca su marca! ¡Venda su imagen! ¡El Mercado se lo traga todo!

Todo el mundo etiquetado. Lo impone el Pensamiento único, el Mercado único, el Sistema único, el Dogma único, el Orden Mundial único.

Nadie puede andar por libre, está prohibido ser libre, pensar libremente, caminar en libertad. No se permite el verso suelto (aunque el verso libre también sea poesía). O, en ese caso, les caerá una etiqueta especial: “lobo solitario”, “francotirador”, “antisistema”, “terrorista”, “maqui”…

Y de ahí en adelante será el etiquetado asignado el que salve o condene a una persona o grupo.

Fue el mayor pecado de Eduardo Galeano: No dejarse etiquetar. “En realidad escribo cuando me pica la mano, no obedezco ninguna orden, ni las de afuera ni las de adentro. No escribo por cumplir, sino cuando me pica la mano”. “Por suerte creo que estoy fuera de los géneros… rechazo la mala costumbre de ponerle etiquetas a la gente en su frente, de encasillarlo todo. Cuando se habla de literatura política me pregunto si hay alguna literatura que no sea política. Si no hay alguna literatura que elija entre la libertad y el miedo. Y lo mismo con las personas, nunca coinciden las etiquetas. Yo les disparo a las etiquetas”.

Ventana del mochuelo


Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.