Chascos y paradojas /15

      * Hay virus coronados y hay virus malditos   

El Covid-19, con una letalidad en torno al 5%, está matando alrededor de 400 personas diarias, promediando los cuatro meses en que viene desarrollándose principalmente en países desarrollados. Acapara todas las noticias del mundo, ha puesto a trabajar a contra reloj a todos los laboratorios para conseguir una vacuna y ha provocado una enorme crisis económica y social mundial. Es un ‘coronavirus’, un virus con corona.

Según la OMS, la tuberculosis  mata cada día a 3.014 personas, la hepatitis B y C mata a 2.430, la neumonía a 2.216, el VIH-SIDA a 2.110, la malaria a 2.002… son las denominadas “enfermedades de la pobreza”. Estos virus infectan y matan en países empobrecidos, por falta de medios para acceder a sus vacunas que hace años existen. Estos son virus malditos.

Hasta en los virus existen categorías. Y si, además, mezclamos comercio especulador de medicamentos, con criterios de oportunidad, en un mundo con tremenda desigualdad, resulta un coctel de locura y de crimen.

      * Inyecte miedo a un virus y obtendrá terror

Comenzó el Director de la Organización Mundial de la Salud (OMS): “El Covid-19 es una amenaza gravísima, es el enemigo público número uno…un peligro mayor que el peor ataque terrorista”. Siguieron las burlas, mentiras y menosprecios por parte de muchos políticos y gobernantes prepotentes e inconscientes como Trump y Bolsonaro. Continuaron los agoreros con sus cuentas: Caídas de las bolsas, cierres de empresas, índices fatídicos de desempleo, bajada del PIB, aumento de la Deuda, derrumbe del turismo, desplome de los precios del petróleo … Cifras, porcentajes y conceptos financieros de supuestos especialistas económicos que nada aportan a la situación de urgencia sanitaria, pero generan miedo en las familias confinadas durante semanas. Y el terror siempre actuando como sabe: paralizando y creando caos.

Pero el terror no salvó ni a un solo infectado, no aportó ni una plaza de cuidados intensivos (UCI), no proporcionó ni un solo respirador, no consoló ni a un solo familiar por la pérdida.

      * Lo primero es antes

¿Seguro que es una evidencia? Pues, no lo parece. Aprovechando la pandemia, nos ofrecen gafas opacas para ocultar la realidad: Para hacernos creer que el dinero prima sobre la salud y el negocio sobre la vida, o que el gasto en armamento (1,8 billones de dólares este año) es más interesante que la inversión en sanidad pública, o que las religiones y sus liturgias son más sagradas que las vidas, o que los sistemas políticos e ideologías son más importantes que las personas… Así quieren vendernos un mundo al revés, en contra de los principios sociales y su jerarquía a la hora de atención y  ayuda urgentes: salud, alimentación, renta básica, educación, transporte y distribución, y medioambiente. Después viene lo demás. Un orden jerárquico social que al aplicarse irá generando empleo.

Los poderosos siempre se empeñan en contar al revés, como si lo primero no fuera antes. ¿Sabrán lo que es el sentido común?

Mirada Solidaria.es

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.