Militarismo

«Tienen la fuerza. Podrán avasallarnos. Pero no se detienen los procesos sociales ni con el crimen ni con la fuerza» (S. Allende)

Cara y cruz

¿Qué interés puede tener un gobierno en confundir y engañar a su pueblo?
¿Aumentar su poder? ¿Mantener su dominio?
¿Tener atemorizada a la ciudadanía para conseguir sus propios intereses ocultos?
Dicen que la gente, tarde o temprano, termina no creyendo en los cuentos de hadas…

¡Qué bárbaros!

¿Acaso habría guerras sin armas…?
Pero, ¿qué pasaría entonces con el gran negocio de las armas? ¡Ah!
Las armas ahora son super-modernas. Matan como en los videojuegos.
Se llaman guerras modernas a lo que claramente son crímenes terroristas.
Como en tiempos de los bárbaros, la fuerza prima sobre la razón y sobre las relaciones.

Guerras, armas, muerte

Juegos y juguetes, películas y medios de comunicación, noticieros y vocabulario,…la presencia en todos los espacios sociales ha convertido “lo bélico” en algo familiar, cotidiano, habitual…

¡Es todo tan extraño…!

En teoría, las personas amamos la felicidad y la vida…