Ahora, Bolivia

¿Usted, boliviano/a, en qué bando está? ¿Con qué prensa se informa y cree? ¿De dónde procede su convencimiento? Cuidado con los medios y las ondas que suelen confundir cuentas y cuentos.

      -¿Usted cree que hubo fraude electoral, o fue una jugada amañada para echar a Evo? Ya sabrá que ningún líder o partido opositor presentó ni una sola prueba de fraude y todos los partidos pudieron consultar las actas escaneadas de cada mesa electoral en la web del Órgano Electoral Plurinacional (OEP). Aunque sí hubo una mala gestión al detener la Transmisión de Resultados preliminares en el 83% del escrutinio y una pésima gestión comunicativa. Todos aceptaron la victoria de Evo, pero el líder opositor saltó cuando con el 95,23% del escrutinio Evo le aventajaba en más de un 10%, lo cual impedía una segunda vuelta. Fue entonces que entró en escena la sospechosa OEA con un informe ‘fabricado’, antes de acabar el escrutinio, sembrando dudas. Más de 100 expertos internacionales negaron la «narrativa del fraude» y pidieron a la OEA que «retirase sus declaraciones engañosas sobre las elecciones». Así lo denunció el Centro para la Investigación Económica y Política de EEUU (CEPR). También el prestigioso Centro Estratégico Latinoamericano de Geopolítica (CELAG) denunció a la OEA por fabricar ese informe señalando fraude electoral, que sirvió de coartada a los opositores, pero sin aportar una sola prueba demostrable. Hasta Evo sugirió posteriormente una repetición de elecciones. Quien no aceptó la propuesta fue la oposición, porque ya existía otro PLAN diseñado.

      -¿Usted cree que hubo golpe de estado, o fue simple renuncia de Evo? La propuesta de Evo de nuevas elecciones fue rechazada. La escalada de violencia de mercenarios de la derecha contra funcionarios y militantes del Movimiento al Socialismo (MAS) iba en aumento. Los jefes militares indicaron al presidente Evo Morales que renunciara y saliera del país. Evo renunció para evitar mayor violencia y se exilió a México. La renuncia de Evo por escrito no llegó a leerse y aprobarse por la Asamblea Legislativa Plurinacional como dice la Ley. En pocos días se incendiaron casas y oficinas de miembros del MAS y 32 civiles desarmados fueron asesinados a bala. El propio José Miguel Insulza, exsecretario de la OEA dijo: «No hay duda de que ha habido un golpe de Estado en Bolivia». La Oligarquía boliviana con el apoyo de Estados Unidos conseguía así expulsar a Evo y su Movimiento. Incumpliendo la legislación boliviana y contando con tan solo el apoyo de un tercio del Parlamento, la senadora opositora Jeanine Áñez se autoproclamó Presidenta en funciones y ahora alarga los plazos para convocar elecciones. El PLAN diseñado sigue adelante.

        -¿Usted cree que, al igual que como sucedió en otros países latinoamericanos, había una PLAN diseñado desde Estados Unidos, o no? Pues sí, existía un PLAN detallado contra Evo Morales, un PLAN conocido y publicado ANTES de las elecciones. El PLAN preveía: declarar un supuesto fraude electoral si ganaba Evo, desestabilizar el país e imponer un gobierno paralelo. Una huelga general y manifestaciones antes del día electoral, operaciones encubiertas, campañas de descrédito y desinformación. Para ello contrataron a la consultora CLS Estrategies, la CIA en La Paz controlaría las redes sociales. Fragmentar las instituciones armadas del Estado, en coordinación con los altos dirigentes de la oposición y el apoyo de la iglesia evangélica. El expresidente Quiroga buscaría apoyos internacionales y la colaboración de países vecinos. Tras las elecciones, la Unión Juvenil Crucerista ejecutaría acciones violentas… Un Plan perfectamente calculado y ejecutado.

Quedan muchos más detalles: ¿Por qué la Unión Europea se desentendió del supuesto Golpe? ¿Qué tienen que ver los hidrocarburos en suelo boliviano y su mayor reserva mundial de litio?, etc. Les invitamos a seguir indagando, más allá de las primeras impresiones.

Mirada Solidaria.es

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.