Es prácticamente imposible expresar hoy una opinión y no ser inmediatamente calificado y clasificado.

Nuestro mundo es el de los buenos y los malos, los blancos y los negros, los demócratas y los otros, los progresistas o los conservadores, los del eje del bien y los del eje del mal,…

Quién lo diría, cuando es tal la maraña de ideas, de palabreríos, de posturas y de etiquetas, es tal la confusión, que resulta tremendamente difícil saber en qué bando o banda está posicionada cualquier persona. ¡Tanta gente distinta y a la vez tan igual…! 

Cada quien de la importante clase media  -esa que dispone de dinero para gastar y, por tanto, es objetivo número uno de la maquinaria consumista- tiene su partido, su ideología, su periódico, su concepción universal de la vida y costumbres, su visión general del mundo adquirida a través de sus medios preferidos,…Cada cual tiene su verdad, más que su opinión, que está por encima del resto de opiniones.

Pero, en medio de tal maremágnum de opiniones e ideas difícilmente asimilables, hay posturas que encierran una gran carga simbólica: la actitud ante el Imperio.

Por paradójico que parezca, una persona que se declara de izquierdas y socialista puede justificar  tranquilamente la guerra de Afganistán y considerarla razonable.

Resulta extraño que personas instruidas y de prensa diaria defiendan al presidente Obama como el “no va más”, como si el cambio en Estados Unidos hubiera sido radical como ‘de la noche al día’, como si hubiera desaparecido el Imperio dictador, colonizador, guerrero, destructor,…

¿Desde qué perspectiva mirarán estas personas para pensar así? ¿Acaso se creen todo y solo lo que cuentan los periódicos de su cuerda?

Aparte de todo eso, hay hechos, datos, acontecimientos,…que siguen reclamando nuestra lectura y reflexión. ¿Cómo habrá que entender las actuaciones del gobierno norteamericano y sus repercusiones para el resto del mundo?

 

     ¿Cómo entender el gran eco mediático de la reciente reforma sanitaria en Estados Unidos, aprobada apenas por 7 votos de diferencia (219 contra 212)? Una reforma que ha supuesto un año de preparación, que se ha considerado la mayor reforma sanitaria en el país en los últimos 50 años, pero que apenas significa una tímida remodelación de la sanidad privatizada de siempre, y que ni es pública ni universal porque sigue dejando fuera a millones de habitantes, y, además, no entrará en vigor hasta 2014.

¿Cómo en el país “más demócrata y humanista del mundo” las empresas farmacéuticas y agrupaciones empresariales han invertido 30 millones de dólares en comprar a congresistas demócratas indecisos para votar contra dicha reforma (de hecho 34 demócratas votaron en contra)?

¿Cómo justificar tal espectáculo, cuando un estudio de la escuela de medicina de Harvad cifra en 45.000 las personas muertas al año en Estados Unidos que, por no poder costearse un seguro médico privado, carecen de asistencia médica?

 

     ¿Cómo entender, después de sucesivas peticiones de la ONU y de tantas promesas electorales por parte de Obama de cerrar Guantánamo, que se siga abordando con tanta frivolidad el destino de algunos presos allí encerrados? Más de un centenar de personas encerradas durante años que “no tienen ningún proceso abierto”. Es decir, que son tan inocentes como cualquiera de nosotros.

Y no sólo no se plantean indemnizarles, sino que tampoco se asumen responsabilidades por haberlos tenido encarcelados durante años, y allí siguen entre rejas mientras se busca adónde enviarlos.

 

     ¿Cómo entender los continuos cambios de parecer de Obama?  

     * El presidente Obama, en su primer día de gobierno envió un memorándum a los directores de los departamentos y agencias ejecutivos en el que señalaba: Mi gobierno se propone crear un nivel de apertura sin precedentes. Trabajaremos juntos para garantizar la confianza pública y establecer un sistema de transparencia, participación pública y cooperación. La apertura fortalecerá nuestra democracia y promoverá la eficiencia y la eficacia de la gobernabilidad”(http://www.whitehouse.gov/, 21-1-09). Pero los organismos convocados, cuando se les solicita información, esgrimen la palabra “secreto” con más frecuencia que el gobierno Bush. En el año fiscal 2009, primer año del mandato Obama, los departamentos de Agricultura, Defensa, Seguridad Interior, Justicia, entre otros, rechazaron al menos 466.872 peticiones contra 312.683 del año anterior bajo W. Bush (//rawstory.com, 16-3-10).

     * El gobierno debe ser transparente. La transparencia promueve la responsabilidad y proporciona información sobre el quehacer del gobierno. Esta información es un bien nacional, decía el memo de Obama de enero del 2009. Ahora amenaza con vetar una ley que sometería a los servicios de inteligencia a la supervisión de la Contraloría General de EE.UU., de la que hoy están exentos. Peter Orszag, director de la Oficina de Gestión y Presupuesto, señaló que ese proyecto del Congreso, que incluye la notificación al Parlamento de las operaciones encubiertas -secuestros de ciudadanos extranjeros en países extranjeros, atentados, formación de escuadrones de la muerte, ejecuciones extrajudiciales, etc.-  constituye “una amenaza  grave” que los servicios de espionaje objetan (//rawstory.com, 15-3-10).

     * El presidente Obama vetaría una ley que autorizara el próximo presupuesto de los servicios de inteligencia si obligara a llevar a realizar una nueva investigación sobre los ataques con ántrax de 2001, dijo un funcionario de la Casa Blanca (http://www.bloomberg.com/, 16-3-10). Estos atentados  infectaron a 22 personas y provocaron la muerte de cinco de ellas.

     * Una de las primeras órdenes ejecutivas de Obama revocó la disposición del gobierno Bush que permitía la aplicación de la tortura. Entre los fundamentos de la medida, el nuevo presidente señaló que estaba destinada a “promover el tratamiento humano, salvo y legal de las personas detenidas por EE.UU. a fin de garantizar el cumplimiento de los tratados firmados por EE.UU., incluidas las Convenciones de Ginebra (http://www.whitehouse.gov/, 23-1-10). En febrero pasado, Obama formuló la primera amenaza de vetar la ley mencionada porque el proyecto establece penas de prisión para los agentes de inteligencia que emplearen técnicas de interrogación crueles, inhumanas y degradantes (es decir, torturas).

Son datos que nos recordaba Juan Gelman en su comentario titulado “Flores de un día”.

 

     ¿Cómo entender los Informes que cada año publica Estados Unidos sobre Prácticas de Derechos Humanos? Como cada año, el 11 de marzo de 2010, el Departamento de Estado de Estados Unidos publicó sus Informes por Países sobre Prácticas de Derechos Humanos correspondientes a 2009, erigiéndose de nuevo en “juez mundial de los derechos humanos”. Como en años anteriores, los documentos están plagados de acusaciones sobre la situación de los derechos humanos en más de 190 países y regiones, incluyendo a China, pero hacen caso omiso, ignoran e incluso encubren las violaciones de estos derechos en su propio territorio.

Pues bien, cada año en respuesta a estos informes de Estados Unidos y, al parecer, para ayudar a que los pueblos de todo el mundo logren entender mejor el asunto: La Oficina de Información del Consejo de Estado de China publica un Registro de los derechos humanos en Estados Unidos.

En respuesta al informe del 11/3/2010 del Departamento de Estado norteamericano, el Consejo de Estado de China ha publicado su informe paralelo el día 12/3/2010.

Y aunque China no sea precisamente un modelo en la práctica de los derechos humanos, resulta tremendamente interesante su Informe, fundamentado en documentos oficiales y publicaciones de EEUU. Va relatando las constantes violaciones de los derechos civiles y políticos a que están expuestos, o que sufren, los ciudadanos de Estados Unidos; cómo se les niega un buen número de derechos económicos, sociales y culturales universalmente reconocidos; cómo se ejerce la discriminación racial, así como la violencia contra los inmigrantes indocumentados; cómo son violados los derechos de la mujer y de la infancia; cómo Washington viola los derechos humanos de otros pueblos y cómo alimenta la  inestabilidad global por su condición de máximo promotor de guerras y primer vendedor de armas del planeta; muestra el caso omiso que EEUU hace de los convenios internacionales sobre derechos humanos y otros afines; etc.

 (Puede leerse el texto íntegro en la siguiente dirección:          http://www.rebelion.org/noticias/2010/3/102155.pdf ).

 

    

     Volviendo a la reflexión inicial, se comprueba que es tremendamente difícil, inútil y  arriesgado hablar ex cátedra en la actualidad…

Resulta sorprendente ver gente tan distinta y a la vez tan igual ¿Tendrá algo que ver eso del pensamiento único?

Y por encima de todo y de todos…¡el Imperio! Suyas son  la primera y la última palabra.

 

Mirada Solidaria.es

 

Dejar un comentario