Hay gente que así lo afirma, y pone algún que otro ejemplo:

 Zorro: espadachín justiciero –  Zorra: puta

Perro: mejor amigo del hombre –  Perra: puta

Cualquier: Fulano, Mengano, Zutano  –  Cualquiera: puta

Callejero: sociable, urbano  –  Callejera: puta

Hombrezuelo: hombrecillo, pequeñito  –  Mujerzuela: puta

Hombre público: personaje prominente, funcionario  –  Mujer pública: puta

Hombre de la vida: Hombre de gran experiencia  –  Mujer de la vida: puta

Puto: mujeriego  –  Puta: puta

 

Y  señalan muchos ejemplos más…

Dios: Creador del universo y cuya divinidad se transmitió a su hijo varón por línea paterna  –  Diosa: Ser mitológico de culturas supersticiosas, obsoletas y olvidadas

Patrimonio: conjunto de bienes  –  Matrimonio: conjunto de males

 Héroe: ídolo  –  Heroína: droga

 Atrevido: osado, valiente  –  Atrevida: fresca, insolente, mal educada

 Soltero: codiciado, inteligente, hábil  –  Soltera: quemada, lenta, ya perdió el tren

 Suegro: padre político  –  Suegra: bruja, metijosa,…

 Machista: hombre macho  –  Feminista: lesbiana

 

Y se preguntan…

¿Por qué se dice “el origen del hombre”? ¿Y el de la mujer qué? ¿No es mejor decir el “origen del ser humano”?

¿Por qué se dice “gracias a todos los presentes”? Aunque haya presentes más mujeres que hombres. ¿Por qué si se dice “todas las presentes” parece un insulto a la virilidad de los varones? ¿No es más correcto lo segundo, por estar haciendo referencia a todas las personas presentes, englobando tanto a mujeres como a hombres?

 

Y recuerdan a la denominada “sabiduría popular” como transmisora de creencias machistas, según demuestran sus refranes…

 “La mujer cuando piensa sola, mal piensa”.

“Dos hijas y una madre, la perdición de un padre “.

“Mujer sin varón, ojal sin botón”.

“Mujeres juntas,  ni difuntas”.

“Mujer tan ancha, es que no usa la escoba y menos la plancha”.

“La mujer con el marido, en el monte tiene abrigo”.

“Mujer se queja, mujer se duele, mujer enferma cuando ella quiere”.

 

 

Y se fijan en el lenguaje coloquial…

 Mientras decir “esto es un coñazo” significa aburrimiento, decir “esto es la polla” significa que es algo increíble, divertido y grandioso.

Cuando se quiere expresar una idea de fuerza, valor, coraje y similares, o algo bueno y positivo,  se dice: “Ése tiene un par de cojones…”, “Conmigo nadie se mete, porque yo los tengo bien puestos”, “¡He tenido una experiencia cojonuda!”. (¡Cojonudo! = ¡Súper!)

Cuando se quiere expresar una idea de flaqueza, un fracaso, un contratiempo, una frustración o cualquier otra cosa negativa, se dice: “¡Coño!, he perdido la cartera”, “¡Esto es un coñazo!, todo el verano haciendo horas extras y mira lo que me pagan”, “¡No me des el coñazo!”.

 

 

Y se quedan pensando cuando escuchan a algunas mujeres decir…

Nosotras aspiramos a una sociedad de hombres y mujeres que sean personas, donde no quede rastro de los aspectos injustos del ser femenino y ser masculino que hemos conocido, de esos patrones que se basan en la opresión, el desprecio y la explotación hacia todo un grupo humano, las mujeres.

 

Mirada Solidaria.es

 

 

Dejar un comentario