Mandatarios insensatos

……..Pasó la Cumbre del Clima de la ONU en Nueva York, a la que no se dignaron acudir ni Trump ni Bolsonaro ni Arabia Saudí, mandatarios de tres grandes países contaminantes.

……..Cuatro días antes la ONU publicaba un Informe: Denunciando que 14 naciones, como Estados Unidos, India y China, con más emisiones mundiales de CO2, “no tienen la intención de revisar sus planes actuales para luchar contra el calentamiento global para 2020” como exigen los científicos. Eso tendrá graves efectos: Las emisiones aumentarán un 10% en los próximos 10 años en vez de reducirse el 45% comprometido para 2030 de cara a evitar efectos devastadores. «Sin una acción transformadora y sistémica, no mantendremos a salvo a nuestro planeta y a nosotros mismos”.

……..El Secretario General de la ONU inauguró: No quería una montaña burocrática en la que todo se habla, pero nada se consigue. Se precisan compromisos claros y realistas. Y que los países participantes no rebajen las aspiraciones de la Cumbre de París (reducir emisiones un 45% para 2030, neutralidad de carbono en 2050, eliminar subvenciones a combustibles fósiles y presentar próximamente planes sobre cómo llevarlo a cabo).

……..Otro informe del IPPC (Panel de expertos de la ONU contra el Cambio Climático) alertó: Como consecuencia del récord en emisiones de CO2, los huracanes ya provocan lluvias más intensas, vientos más fuertes y niveles del mar más altos. Los deshielos de Groenlandia y la Antártida están liberando al mar más de 400.000 millones de toneladas de agua al año. La masa total de animales en los océanos del mundo podría disminuir un 15%.

……..Previamente a los discursos de los mandatarios internacionales, la joven activista Greta Thumberg denunció: «Me habéis robado mis sueños y mi infancia con vuestras palabras vacías y, aun así, soy una de las afortunadas… Estamos en el comienzo de una extinción masiva y todo de lo que podéis hablar es de dinero y de cuentos felices de crecimiento económico eterno ¿Cómo os atrevéis? Más tarde, Greta invitó a una Huelga Mundial por el Clima para el 27 de septiembre.

……..Al mismo tiempo se escuchaban a lo lejos solemnes patochadas:

-Trump diciendo que “el futuro no pertenece a los globalistas, sino a los patriotas”. Al parecer su casa y su dinero importan más que el planeta, su país más que la humanidad. Ese mismo día, la presidenta de la Cámara de Representantes de EEUU, Nancy Pelosi, abría una investigación acusando al muy patriota Trump de violar la constitución, de traicionar su juramento al asumir el cargo, nuestra seguridad y la integridad de nuestras elecciones.

-Bolsonaro, por su parte, dijo que «Es una falacia decir que la Amazonia es patrimonio de la humanidad y es un error, como atestiguan los científicos, decir que nuestros bosques son el pulmón del mundo». El presidente de Brasil defiende su derecho a explotar las reservas naturales, incluidas las tierras indígenas. Según el INPE, en agosto se quemaron 2,5 millones de hectáreas en la Amazonía brasileña. Al parecer el negocio está por delante de la naturaleza, la producción de carne y soja para McDonald’s, KFC y Burger King es más rentable que la gran biodiversidad amazónica y su función de equilibrio climático. El religioso Bolsonaro cargó incluso contra la iglesia católica por su agenda ecologista e “izquierdista”.

……..También estuvieron en la Cumbre del Clima las grandes empresas y bancos influyendo fuertemente con sus lobbies y pugnando por lucir la bandera de lo verde. Para ellos la cuestión es de financiación. Bajo el amplio y ambiguo paraguas del ‘Desarrollo Sostenible’ firman los principios de la ONU, pero pueden seguir invirtiendo en proyectos altamente contaminantes. Ellos volvieron a ganar.

……..A simple vista: En la Cumbre sobraron buenas intenciones de la ONU y discursos vacíos de los mandatarios, se repitieron promesas ya repetidas y faltaron compromisos sustanciales.

……..Comenta I. Gabilondo que “no es conciencia lo que falta… pero seguramente no se está mirando donde hay que mirar… Lo realmente costoso será cuando comprendamos que no se trata de poner más o menos dinero sino de revisar nuestro modelo de desarrollo; cuando comprendamos que el crecimiento infinito en un mundo finito es imposible y que la sostenibilidad que pretendemos es insostenible.” 

Mirada Solidaria.es

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *