Carcajadas /2

Visto lo visto, teorías aparte y ciñéndonos a los hechos, ¿no es verdad que el dinero mueve a la ONU, al G7, al G20, al FMI, al Banco Mundial, a la OMC, a la CEOE, a la UE, a las diversas Instituciones religiosas, políticas, financieras, deportivas, informativas…? Poderoso caballero Don Dinero, que hizo al mundo más injusto y desigual, un mundo sin alma, como dice Galeano, donde no hay pueblos, sino mercados; no hay ciudadanos, sino consumidores; no hay naciones, sino empresas; no hay ciudades, sino aglomeraciones; no hay relaciones humanas, sino competencias mercantiles…

Al menos, tendremos derecho a reírnos de los amos del dinero. Como pavos reales caminan ostentosos, sin controles, sin normas, sin fronteras, sin condenas. Su dios dinero les hace creerse todopoderosos y dueños del mundo, por doblegar gobiernos y arruinar países. Como cerdos se revuelcan en su plata, sin importarles el hedor de explotación que ella despide.

Ellos tienen tiempo para perder, presumen de ‘nivel de vida’ por su consumo derrochador, llaman ‘calidad de vida’ a la cantidad de cacharros que poseen, se rodean de corruptos y guardaespaldas, se permiten despreciar a los demás, aunque, eso sí, no pueden comprar años de vida ni personas que les amen.

Al igual que los dictadores podrán morir en sus camas, rodeados de aduladores y herederos, pero en esos momentos el dinero les servirá de mierda. Su dios dinero no les salvará.

Claro que sí tenemos derecho a reírnos de su prepotencia y chulería marchitas como las flores de sus tumbas.

    La ventana del mochuelo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

CANTA EL CANTOR: Juan Comodoro buscando agua encontró petróleo, pero se murió de sed…                                                                     Solamente lo barato se compra con el dinero.

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *