Una llamada a la ciudadanía

Si hay preguntas que se repiten una y mil veces es porque una y mil veces siguen sin conseguir respuestas convincentes.

Por eso es rentable sembrar confusión, para que se crea que hay temas sin solución, sin respuesta posible.

¿Por qué la población continúa votando a gobernantes corruptos, homófonos, xenófobos, mentirosos, incumplidores…?

¿Por qué no hay votos críticos, ni votos de castigo? ¿Por qué no deja de votarse al político que nos tomó el pelo, que no buscó soluciones, que miró sólo por sus intereses particulares y el favor de sus partidarios…?

Y las ruedas electorales continúan con su único objetivo de consumir votos de todos los colores: sensatos, inconscientes, reflexivos, pasionales, involuntarios, rutinarios, inducidos… TODOS LOS VOTOS CON IGUAL VALOR EN CAJA y moneda de cambio para los partidos políticos en la actual ‘partitocracia’. Una maquinaria a la que  llaman extrañamente ‘democracia’.

Llegamos a la paradoja de que en lugar de que los políticos se preocupen por los problemas de la sociedad, es la sociedad la que está preocupada por los problemas de los políticos.

Mientras tanto el viento nos recuerda un mensaje molesto: “La culpa es vuestra por haberles votado”.

 

El reconocido escritor colombiano, poeta y periodista, William Ospina, comparte una interesante reflexión acerca de la situación política y social de su país.

Una reflexión perfectamente extensible a muchísimos otros países.

Se trata de un vídeo de 6 minutos.

Mirada Solidaria.es

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *