El viejo que habla de libertad /2

Ah, el viejo Donta y sus sueños de libertad. Siempre sospechando de quienes, adornados con supuestas razones o simplemente a las bravas, coartan las libertades de los demás, ya se trate de autoridades, instituciones, o personas con otro tipo de poder.

Sospecha de muchas Instituciones, tanto nacionales como internacionales. Y desconfía de ellas. Se llaman ‘Organismos con funciones de interés público’ pero nunca cuentan con el público.

Ahí están todas esas monstruosas instituciones financieras, políticas, mediáticas, religiosas, militares… cubiertas de secretismo (OTAN, Consejo de Seguridad, FMI, G-7 y G-20, Gobiernos nacionales, Conferencias Episcopales, Agencias de Información y Consorcios de comunicación, etc.).

¿Verdad que se parecen a esas grandes fábricas herméticas que se saben activas sólo porque se ve la contaminación que sueltan sus altas chimeneas? Instituciones como fábricas secretas de miedo y confusión para ejercer y mantener su dominio.

Y allí dentro, encapsulados y alejados del mundanal ruido, permanecen los dirigentes y autoridades con su prerrogativa de interpretar, decidir y lanzar órdenes al populacho.

¡Hay que joderse!, después se sorprenden porque la ciudadanía no entiende su lenguaje ni comprende sus medidas, a veces tan ajenas a lo que la gente necesita y pide.

No es raro, pues, que mucha gente esté harta de rendir pleitesía a Instituciones tan idolatradas y a dirigentes tan prepotentes… ¿Qué ley divina los convirtió en Supremos? ¿Qué les hace sentirse tan superiores y por encima de los demás?… ¿Qué es un general sin uniforme? ¿Qué es un obispo desnudo? ¿O un director de banco en la camilla del quirófano?…

¡Qué cantidad de Instituciones altaneras con patente de corso para perpetuar sus privilegios!

……..Por ejemplo, ¿Alguien sabe lo que se cuece dentro de la OTAN? ¿Es realmente necesario ese organismo militar? ¿A quién benefician todas las bases militares americanas como las de Rota o Morón en España? ¿Qué guerras y masacres se organizan desde ellas para ejecutarse en países africanos? ¿Por qué tienen un sistema judicial-militar autónomo, sin controles ni responsabilidades tanto en los países  en que residen como en los que actúan militarmente?…

……..O por ejemplo, ¿Para qué un Estado Democrático de Derecho y laico necesita un Concordato con la Santa Sede que otorga privilegios (económicos, educacionales, fiscales, patrimoniales, judiciales…) a la institución católica? ¿Por qué no también a las otras religiones? ¿Por qué tiene que darse clase de religión católica dentro de los colegios? ¿Por qué el Estado corre con los gastos de esos profesores? ¿Por qué la Institución eclesial se apropia sin más de parte del patrimonio nacional? ¿Es una herencia del nacionalcatolicismo?…

……..O por ejemplo, ¿Por qué una nación ha de mantener una Monarquía que no ha elegido ni necesita? ¿No es verdad que en España la Monarquía fue instaurada por el dictador Franco? ¿Por qué tenemos que aguantar una Monarquía hereditaria, como si fuera una familia tocada por los dioses? ¿Por qué la persona del Rey es inviolable y no está sujeta a responsabilidad, como cada hijo de vecino?…

¿Quién dice que no tenemos derecho y motivos para dudar y desconfiar de esas Instituciones consideradas ‘intocables y protectoras’? ¿Recuerdan la fábula del lobo y el perro de Esopo?

Una vez un lobo se topó con un enorme perro que se encontraba atado a un poste. 

– Oye perro –le dijo-, ¿Quién es el que te tiene sujeto y a la vez tan bien alimentado?

– Mi amo –respondió el can-.

– ¡Dios nos libre a los lobos de caer en esa trampa! Prefiero mil veces morir de hambre a tener que cargar con un collar tan pesado.

……………(Moraleja: La libertad acarrea incertidumbre, pero a la vez es gratificante).

Mucha gente dice que todo esto hay que cambiarlo. Y el viejo Donta siempre pregunta: ¿en dónde hay que firmar?

 Mirada Solidaria.es

 

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *