Golpes de atención

En el bosque de noticias distractivas se cuela rara y pasajeramente algún que otro impacto. Más que llamadas son impactos, son noticias que golpean nuestro sentido común y nuestras conciencias. Noticias que podemos desviar por complicadas o molestas, pero que nunca se dejan enterrar del todo y siguen tercamente cuestionándonos.

¿O tal vez ustedes lo ven de otra manera…?  Veamos una muestra reciente.

      En el año pasado 26 ricos poseían tanta riqueza como la mitad de la población mundial (3.800 millones de personas). La riqueza de estos multimillonarios aumenta 2.500 millones de dólares al día. Y la brecha continúa aumentando en todos los Continentes y países. Los ricos no sólo disfrutan de una fortuna expansiva, también pagan menos impuestos desde hace décadas. El 99% de la población mundial posee menos riqueza que el 1% más pudiente de la población del planeta. Mientras cada día mueren 10.000 personas por no poderse costear la atención médica, o mueren 8.500 niños de hambre. (Informe Oxfam)

La titular de Oxfam Winnie Byanyima dijo al presentar el informe: “el abismo que aumenta entre ricos y pobres penaliza la lucha contra la pobreza, perjudica la economía y alimenta la rabia en el mundo”.

¿Habrá que resignarse ante ese rodillo capitalista que nos conduce a la barbarie?   

¿Por qué un rico tiene derecho a vivir hasta 20 años más que un pobre? ¿Cómo explicar, por ejemplo, que en Etiopía el 80% de sus habitantes vivan con menos de dos dólares al día y su esperanza de vida sea de 60 años, con un presupuesto de salud anual equivalente al 1% de la riqueza de Jeff Bezos, dueño de Amazon?

¿Cómo acabará este proceso mundial? ¿Cuánta rabia puede contenerse sin explotar? ¿Habrá suficientes ejércitos y muros para resistir? ¿Por qué hay que aceptar sin rechistar el presente Orden Criminal Establecido? ¿Por qué se demoniza inmediatamente cualquier brote de protesta o de rebeldía, sea cual sea su color del pin o de la camiseta? ¿Por qué se califica de violencia la propia defensa ante la injusticia y no a quien la produce?  Si la pobreza mata, ¿qué son quienes propician ese empobrecimiento? ¿Por qué los partidos de ultraderecha insisten en bajar los impuestos a los ricos?, etc.  ¿Alguna respuesta, por favor…?

La reacción inmediata y habitual es de asombro y de impotencia. Es la evasiva del olvido  y del miedo insuflado por el moderno sistema ideológico: ‘Será verdad, pero nosotros poco podemos hacer, eso es un tema mundial muy complicado’.

Pero no es cierto. Hay respuestas a nuestro alcance. Podemos rechazar a los partidos, leyes,  mensajes, medios de comunicación, Organismos, Instituciones religiosas, asociaciones, movimientos… que favorecen o propician la desigualdad y, al contrario, podemos apoyar a quienes defienden y luchan por la igualdad. Y por supuesto, también podemos llevar un estilo de vida más acorde con esos criterios de igualdad en los diversos ámbitos en los que nos movemos. Y para hacer eso es indistinta la edad que tengamos y el lugar donde vivamos.

Mirada Solidaria.es

 

 

1 Comentario

  1. Oxuan7

    Muy claro. Y totalmente de acuerdo contigo. Hay que vivir y hay que hablar de esto y defender la Justicia y la Igualdad, en perjuicio de ese 1% y en beneficio de los empobrecidos, que son la mayoría. Y no apoyando esos partidos e instituciones que van contra esta actitud y sí a los que van a favor.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *