Mensajeros vitales

No tienen más ojos que los demás, pero son personas que perciben dimensiones que el resto no ve, que leen y sienten la realidad de manera más profunda, más radical.

Bienvenidos sean sus mensajes que ayudan a entender la vida y a caminar por ella.

…………Siempre he pensado que las generaciones de posguerra fuimos mejores hijos que padres. Nos supimos revelar contra nuestros mayores, pero hemos pretendido dejar a los hijos sin espacio para la transgresión a base de sobreprotección y atenciones sin mesura. Y tengo la sensación de que ahí siguen las nuevas generaciones. Parecen confirmarlo estas palabras de los profesores Ramón Ubieto y Marino Pérez Alvares que leo en El País: “Los padres hemos colonizado la infancia, convirtiéndola en un producto de consumo híper: hiperconectada, hipersexualizada e hiperactiva…Los niños son menores y necesitan pasar por todas las etapas de su desarrollo para construirse como personas. Y no se lo estamos permitiendo«Josep Ramoneda  (periodista, filósofo y escritor)

…………Vivimos una situación de conflicto cultural, entre quienes no quieren perder sus privilegios tradicionales de dominio en su relación con las mujeres y las mujeres que ya no nos ajustamos al papel sumiso que antes se nos adjudicaba.

Cuando se explique el feminicidio en las escuelas como fenómeno global que es y forma extrema de violencia contra las mujeres, como se explica el Holocausto; y cuando conozcamos todas las formas de violencia contra las mujeres y niñas/os y sepamos sus consecuencias, lo rechazaremos sin ambages. Cuando recuperemos los referentes de mujeres que hacen cosas importantes y valiosas en todos los ámbitos del hacer y el saber. Y cuando los hombres entiendan esto y rechacen al que pretenda imponer lo contrario, junto a una sociedad y una Justicia que escuche a las víctimas y no las niegue y deje sin protección, entonces sí habremos avanzado y esto no tendrá vuelta atrás. En el camino estamosMaría del Mar Daza (jurista, investigadora, victimóloga y asesora en violencia de género)

…………Hay un fenómeno de fondo en la sociedad. Lo que más crece es el comercio y el patrimonio corporativo de la riqueza de las grandes empresas. Y las clases medias del mundo desarrollado se ven casi congeladas y recogen una sensación de frustración, y la culpa tienden a dársela a situaciones políticas o a los inmigrantes. El ‘canto’ de Trump penetra, el ultranacionalismo vende que los inmigrantes nos vienen a quitar los puestos de trabajo, y que tenemos que repartir la seguridad social. Y empezamos a ver toda la miseria y la pequeñez, porque no vemos el otro fenómeno: el abuso y la influencia corporativa en el manejo de nuestras economías.

La gente no tiene percepción de la causa de fondo. Ve lo circunstancial y se horroriza. Para quien conoce la historia esto da risa… y lágrimas. España vomitó un millón de inmigrantes a México en la época de Lázaro Cárdenas. Mi pequeño país de medio millón de habitantes en 1919 recibía cuarenta mil personas al año. Es ridículo, pero al parecer cuánto mas riqueza material tenemos, más multiplica nuestro egoísmo. Es ridículo que España e Italia que vomitaron millones de inmigrantes, se hayan olvidado tan rápido de su historiaCreo que es parte de la batalla cultural. Se precisa gente progresista que pelee en este mundo. Pues, lo que vamos a tener es lo que vamos a ser capaces de pelear.     (Ver vídeo)   José Mujica (expresidente de Uruguay)

Mirada Solidaria.es

 

 

1 Comentario

  1. josé manuel

    TUS REFLEXIONES SE MEJORAN CON LA MADUREZ DEL TIEMPO.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *