Ronaldo Muñoz

 

Juan Eduardo Errázuriz ejecutivo con residencia en Las Condes dice:
‘Para vivir dignamente
con mis hijos en la Universidad
necesito ganar al mes millón y medio.’
 

Segundo Pérez, de La Granja que trabaja con Don Eduardo dice:
‘Con treinta y tres mil pasamos hambre
y mis hijos no pueden terminar el liceo.
Y en todo caso, con o sin estudios, igual no encuentran trabajo.
Pero en la pega, si uno se queja, lo echan’.
 
Con la mano en el corazón y diciendo el mismo Padre Nuestro:
¿Juan Eduardo y Segundo
están igualmente en lo justo?
 

Eduardito,
estudiante de Derecho en la Universidad Católica,
piensa:
‘Mi Propiedad Privada es más importante

que la vida de un delincuente:
Si asaltan mi Banco que disparen.
Si los matan, es un mal menor’.
 

El Segua,
piteando con los compadres en una esquina de la Yungay,
piensa:
‘Ando pato. A los ricos les sobra.
Si paso hambre y no tengo ná pa llevarle a mi vieja
tengo que salir a salvarme.
Y si me matan, mala suerte’.
 

Con la mano en el corazón y con el espíritu de Jesús:
¿cuál de los dos tiene más moral cristiana,
Eduardito o el Segua?
 
Con la mano en el corazón y la mente en Jesucristo:
¿Quién tiene más razón?
¿Juan Eduardo y Eduardito
o Segundo y el Segua?
¿Quiénes son más violentos contra el otro lado?

 

Ronaldo MUÑOZ (Chile)

Dejar un comentario