Otro país de las maravillas

‘Todo esto de los países, las naciones soberanas y las Constituciones es como un cuento. Así que ya no siento ninguna envidia de Caperucita Roja, ni de la Cenicienta…’, dice un abuelo andaluz.

……Vivo en un país que se declara ‘Estado social y democrático de Derecho’, pero mantenemos a unos Reyes que nadie hemos elegido y, además son intocables, son ‘inviolables y no están sujetos a responsabilidad’. ¡Toma democracia!

……Vivo en un país cuya Constitución dice que todos ‘los españoles somos iguales ante la Ley’, pero aquí hay la tira de autoridades que son inmunes, inviolables, aforados, empezando por el Rey, el Gobierno, los Diputados y Senadores, los Militares, los Jueces, y así hasta 250.000, que gozan de privilegios como el de ser juzgados por tribunales distintos a los que corresponden a un ciudadano normal. ¡Menuda igualdad!

……Vivo en un país que dicen que es un ‘Estado laico’, pero el Estado mantiene vigente un viejo Concordato con la Santa Sede, en la Declaración de la Renta hay una casilla para recaudar para la Iglesia Católica y no para otras confesiones, se condecora a imágenes, la Jerarquía católica se apropia de cantidad de edificios del patrimonio nacional y está exenta del pago de contribución de innumerables propiedades, se pagan profesores de religión católica para los centros educativos que nombra la Jerarquía…      ¡Aquí sólo falta mear agua bendita!

……Vivo en un país en el que teóricamente ‘se reconoce y protege la libertad de expresión’, pero cada vez se reprime y condena a más humoristas, raperos, artistas,… acusándoles de ofensas a Dios, o al Rey, o de hacer apología de terrorismo.  ¡Los borreguitos son los que no necesitan libertad de expresión!

……Vivo en un país de risa en el que según la Constitución ‘se garantiza el secreto de las comunicaciones’ (ja, ja, ja), y los poderes públicos ‘realizarán una política orientada al pleno empleo’ (ja, ja, ja), y la enseñanza básica ‘es obligatoria y gratuita’ (ja, ja, ja), y los poderes públicos velarán por el derecho de todos a ‘disfrutar de una vivienda digna y adecuada’  (ja, ja, ja), y todos contribuirán al sostenimiento de los gastos públicos ‘de acuerdo con su capacidad económica’  (ja, ja, ja)…  ¡Sigan, sigan riendo…!

……Vivo en un país cuya democracia se fundamenta en ‘el imperio de la Ley y la división de poderes’, pero aquí el Gobierno elige al Fiscal General, los partidos a través de las Cortes eligen a varios miembros del Consejo del Poder Judicial y del Tribunal Constitucional, la política se judicializa, en las Cortes Generales priman más los intereses partidistas que las soluciones a los problemas sociales, el Tribunal de Cuentas (supremo órgano fiscalizador de las cuentas del Estado) ha enviado en febrero de 2018 los informes de 2013 y 2014  que debería enviar cada año a las Cortes… ¡Si esto es división de poderes, qué será la multiplicación!

……Vivo en un país de ficción cuya Constitución dice que los ciudadanos participan en los asuntos públicos a través de ‘sus representantes’, pero los votamos sin conocerlos; toda la población tiene derecho ‘a la tutela efectiva de los jueces y tribunales’, pero sólo quien tiene dinero puede contratar buenos abogados e interponer recursos; los Diputados y Senadores ‘no están ligados por mandato imperativo’ y su voto es ‘personal e indelegable’, pero antes de cada votación un miembro del partido indica con su mano en alto lo que deben votar (1 dedo , 2 dedos no, 3 dedos abstención)… ¡Viva el cuento!

……Vivo en este país porque aquí tengo mi hogar y aquí pasé mi vida, pero estoy hasta las mismísimas narices de tanto cuento, tanto cacique, tanto conservadurismo rancio y tanta corrupción familiarizada. Puede que sea un país corriente, ¿pero maravilloso…? ¡Venga ya!

 

 

La ventana del mochuelo

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

1 Comentario

  1. Sandalio Morales Elipe

    ¡¡JODER COMO AMANECIÓ EL MOCHUELO!!!!
    LO MAS PEOR EJJJ QUE MENTIRAS NO DICE NINGUNA.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *