Ventana sobre la ocultación

Bajo el título ‘El hambre y la muerte escondida por las cámaras de occidente’, Mnar Muhawesh y Ahmed Abdulrahman  denuncian en Mint Press News, con sede en Minnesota, la situación actual en Yemen.

La ONU estima que casi 20 millones de yemeníes podrían morir de inanición antes de fin de año. Esto es alrededor del 70 por ciento de su población, incluidos más de 2 millones de niños que ya pasan hambre.

La gente de Yemen está luchando por su supervivencia y también por un espacio en los medios de comunicación occidentales que se niegan sistemáticamente a cubrir esta desigual guerra.

OCULTAMENTE, hombres, mujeres y niños de Yemen están siendo deliberadamente privados de comida mediante ataques aéreos (más de 230.000) que han bloqueado ilegalmente sus puertos y carreteras en una guerra iniciada por Arabia Saudita pero que cuenta con la inmensa ayuda de los Estados Unidos (Desde 2015 ha recibido de Washington más de 200 mil millones de dólares en armas y otros miles de millones en entrenamiento militar).

Ya se considera la peor crisis humanitaria del siglo XXI, debida al bloqueo total de suministro de alimentos, que según el derecho internacional constituye un CRIMEN DE GUERRA.

Las bombas de precisión destruyen sus campos agrícolas, mercados y almacenes, mientras la cínica diplomacia destruye su dignidad.

TEATRO DEL ABSURDO: La candorosa ONU acepta dinero a Arabia para fondos de ayuda humanitaria y a la vez autoriza al ejército Saudita para que controle la ayuda y bloquee gran parte de los envíos. Más del 75 por ciento de la población depende de esa asistencia humanitaria, ahora controlada y bloqueada por Arabia Saudita.

OCULTAMENTE, la coalición integrada por Arabia Saudita, los Emiratos Árabes y los Estados Unidos están amenazando ahora a Hodeida, por cuyo puerto ingresa prácticamente toda la ayuda y la comida a este asolado país. La operación criminal se apoda “Golden Victory” (Victoria Dorada). Según la ONU un asalto militar a esta ciudad podría causar la muerte de un cuarto de millón de hombres, mujeres y niños…

Pese a que Arabia Saudita está provocando una hambruna para más de 20 millones de personas, esta nación no ha sido condenada por la llamada “comunidad internacional”. En cambio, ha recibido entrenamiento militar y miles de millones en armas de los Estados Unidos, del Reino Unido y de otros países. Y se le ha concedido una posición importante en un panel de Derechos Humanos en la ONU, cuando en realidad debería ser juzgada por genocidio.

OCULTACIÓN de intereses: La impunidad saudita estriba en que esta guerra es el combustible que necesita Estados Unidos (y la máquina de guerra de la OTAN) para desestabilizar la región. Yemen es una pequeña nación pero tiene la “maldición” de poseer petróleo y estar ubicada estratégicamente.

Efectivamente, con la ocultación se rinde tributo a la sagrada impunidad.

Mirada Solidaria.es

 

(Refer.:  https://kritica.info/yemen-el-hambre-y-la-muerte-escondida-por-las-camaras-de-occidente/)

 

 

1 Comentario

  1. Oxuan7

    De verdad, la ocultación es sistemática por parte del Sistema. No tenemos vergüenza ni humanidad.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *