En manos de locos

Estamos en manos de locos y locos de remate. Locuras con olor a sangre, como las de este mes de mayo.

     1. El gobierno de Trump es el caos. Un desequilibrado que está tambaleando el precario equilibrio mundial, dice I. Gabilondo. Trump rompe ahora de forma unilateral el acuerdo nuclear del año 2015 con Teherán y le amenaza con sanciones económicas. Los inspectores de la ONU confirman que Irán cumplía escrupulosamente. Al mismo tiempo Trump desprecia a los 5 firmantes restantes del acuerdo, Rusia, China, Alemania, Reino Unido y Francia. El destrozo es diplomático, político y también económico, con perjuicio para todos sus aliados.

Sus locuras van llegando gota a gota: Los inauditos ataques al FBI y la CIA, el enfrentamiento con los medios de su país, la construcción del muro en la frontera de México y la amenaza de expulsión de 3 millones de extranjeros, el inicio de guerra comercial con China, el frenazo a la apertura con Cuba, el amago de ruptura del acuerdo comercial con Canadá y México, el portazo al Tratado de París sobre Cambio Climático, el anuncio de proclamar Jerusalén capital de Israel e instalar allí su embajada, etc. etcTrump ha institucionalizado el caos. Trump es un líder que puede destrozar el mundo.

     2. El gobierno de Israel, tradicional aliado de EEUU, no quiere vecinos con poder, sólo él puede disponer de armamento nuclear, como elegido para ostentar la hegemonía militar, política y económica en Oriente Próximo. Otro loco peligroso que imita a su mentor norteamericano y que, como a los lobos, le atrae la sangre ajena y lleva tiempo buscando la guerra contra Irán. Continúa invadiendo. El 92% del territorio palestino lo denominan Israel. El 8% restante, fragmentado, lo llaman Palestina.

Con suma impunidad pudo disparar a manifestantes palestinos en Gaza a primeros de mayo, 250 menores fueron heridos de bala. Impunemente puede bombardear en Siria, con la excusa de impedir la presencia de Irán en ese país. Impunemente puede expulsar al director de Human Rights Eatch o a cualquier otro representante internacional. Con su mantra oficial de la propia ‘seguridad’ explica y defiende impunemente sus crímenes y masacres en Palestina. Impunemente rompe el acuerdo con ACNUR y decide expulsar a 32.000 migrantes africanos. Impunemente ha incumplido 26 resoluciones de la ONU… Impunidad sagrada que le ha sido otorgada y avalada por su dios norteamericano. Y quien denuncie sus masacres y crímenes lo consideran antisemita.

     3. Dos locos peligrosos y aliados. El 14 de mayo coincidían la fiesta y el drama. El 70 aniversario del nacimiento del Estado de Israel, gran fiesta para los israelíes, y el 70 aniversario de la Nakba, éxodo palestino tras la destrucción de más de 500 aldeas y la expulsión de 750.000 personas por el ejército israelí, la gran catástrofe para los palestinos. Cada aniversario celebran su simbólica Marcha del Retorno (del 30 de marzo al 15 de mayo), protesta pacífica y lúdica, para denunciar la crisis humanitaria que vive Gaza y exigir el derecho a regresar a sus tierras palestinas. Cada año es notoria la tensión. Pero Donald Trump eligió ese día para inaugurar la embajada norteamericana en Jerusalén, declarándola capital israelí, pese a que Jerusalén Este ha sido la capital palestina. Otro motivo más a sumar a las Marchas del Retorno palestinas. El ejército israelí respondió con fuego real contra gente desarmada al otro lado de la valla: 62 muertos y 3.000 heridos, todos palestinos.

REACCIONES: Según las autoridades israelíes respondieron a las agresiones terroristas ‘con proporcionalidad’. ¿Con proporcionalidad?. Los 62 muertos y los 3.000 heridos son todos palestinos. En medio de tanta tensión, Trump publicó: Gran día para Israel, ¡felicidades!.

Muchos países no acudieron a la fiesta de inauguración de la embajada, por respeto al consenso internacional y a la resolución 478 del Consejo de Seguridad de 1980. Trump aseguró cínicamente que el traslado de su legación y el reconocimiento de Jerusalén como capital israelí servirá para avanzar hacia la paz” y que “Israel es una nación soberana con el derecho a determinar su propia capital”.

El Nakba (15 mayo) fue una jornada de luto para el pueblo palestino. Desde el inicio de las protestas en abril son ya 107 los gazatíes muertos y 11.000 los heridos (3.500 heridos de bala). El ejército israelí aseguró que los fallecidos el 14 de mayo eran “terroristas”. Estados Unidos defendió en la ONU que la violencia no tuvo conexión con el traslado de su embajada, defendió la respuesta de “contención” dada por Israel y culpó de lo ocurrido a Hamás. Y bloqueó una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que pedía una investigación independiente por la matanza de este lunes en Gaza.

Desde la ONU y la Comunidad internacional, salvo alguna excepción,  se pide contención de la violencia y “uso proporcionado de la fuerza”. ¿Contención, respuesta proporcionada…? ¿Con 62 muertos y 3.000 heridos todos palestinos? ¿Cuántos hubieran sido proporcionales?

Naciones Unidas habla de “horribles violaciones de los derechos humanos,…asesinato indiscriminado de hombres, mujeres y niños que no implicaban una amenaza directa para la seguridad de esas fuerzas militares...crímenes de guerra”. Para Amnistía Internacional es “una abominable violación del Derecho Internacional y los Derechos Humanos”.

Ante estos locos prepotentes, ¿hay alguna respuesta posible más allá de la sumisión?

Mirada Solidaria.es

 

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *