Clase media

medio rica

medio culta

entre lo que cree ser y lo que es

media una distancia medio grande.

 

Desde el medio mira medio mal

a los negritos

a los ricos

a los sabios

a los locos

a los pobres.

 

Si escucha a un Hitler

medio le gusta

y si habla un Che

medio también.

 

En el medio de la nada

medio duda

como todo le atrae

(a medias)

analiza hasta la mitad

todos los hechos

 

y (medio confundida)

sale a la calle con media cacerola

entonces medio llega a importar

a los que mandan

(medio en las sombras)

 

a veces, solo a veces, se dá cuenta

(medio tarde)

que la usaron de peón

en un ajedrez que no comprende

y que nunca la convierte en Reina.

 

Así, medio rabiosa

se lamenta

(a medias)

de ser el medio del que comen otros

a quienes no alcanza

a entender

ni medio.

                                                     Daniel Cézare

Dejar un comentario