Pasadas las celebraciones   del “Día de la mujer”, siempre quedarán las preguntas:

 

– ¿Por qué se asignan a las mujeres, con carácter exclusivo, las labores del hogar y la atención y cuidado de los hijos, de los mayores y de las personas dependientes? Son funciones fundamentales y dignísimas, pero ¿Por qué se imponen por obligación a la mujer, por ser mujer?

 

– ¿Por qué se sigue permitiendo la esclavitud sexual, el proxenetismo, la trata de mujeres y niñas? ¿Por qué la prostitución es uno de los tres mayores negocios del mundo, junto con el tráfico de drogas y la venta de armas? ¿Porque son mujeres?

 

– ¿Por qué es sistemática la violencia contra la mujer durante las guerras, y el ultraje y la violación se convierten en armas de guerra para los bandos en conflicto? ¿Por qué las mujeres son doblemente víctimas, durante la guerra y después de la guerra, dentro y fuera de los campos de refugiados? ¿Por ser mujeres?

 

– ¿Por qué es tan general y transversal la violencia de género en todos los Continentes y países (más ricos o más pobres, más democráticos o menos,…), como reconoce la propia ONU? ¿Por qué la violencia intrafamiliar se ha considerado tradicionalmente más un ‘derecho’ masculino’, que un acto delictivo?

 

– ¿Por qué se utiliza sistemáticamente el cuerpo de la mujer como una mercancía y un reclamo en los medios, en la publicidad, en las modas, en las galas,…como objeto de placer al servicio del hombre?

 

– ¿Por qué las mujeres son abiertamente discriminadas en todos los ámbitos sociales: en los económicos, en los políticos, en los judiciales, en los religiosos, en los culturales, en los laborales y salariales, en los educacionales,…? ¿Por su condición de mujer?

 

– ¿Por qué son mujeres el 70% de las personas atrapadas en la pobreza absoluta? ¿Por qué siete de cada diez personas que mueren de hambre en el mundo son mujeres y niñas? ¿Por qué la violencia de género es la principal causa de muerte o discapacidad de las mujeres de entre 16 y 44 años? ¿Por ser mujeres?

 

– ¿Por qué la maternidad, una función social primordial, tan sagrada y peculiar de la mujer, no recibe los cuidados y atenciones debidos? ¿Por qué cada minuto muere una mujer en el mundo por complicaciones durante el embarazo o el parto?

 

– ¿Por qué, según sea en Occidente o en Oriente, las mujeres son desnudadas (en fiestas, en modas, en televisión, en la publicidad…) o son cubiertas hasta los ojos, y siempre por mero capricho o placer de los varones? ¿Por qué, para salvar el orgullo de los varones y evitar sus preocupaciones, en Occidente son las mujeres las encargadas del control de natalidad, o en Oriente son mutiladas sexualmente desde niñas?

 

– ¿Por qué, en pleno siglo XXI, no existe ningún país en el mundo en el que mujeres y varones disfruten de los mismos derechos y oportunidades? ¿Por qué cada 15 segundos es maltratada una mujer en alguna parte del mundo? ¿Por ser mujeres?

 

– ¿Por qué, en el siglo XXI, permanecen en los niños y jóvenes los arquetipos discriminatorios de la mujer? Nuevos y modernos medios (internet, móviles, redes sociales…), nuevos y modernos términos (grooming, sex-torsión, sexting, sex-recording, mobbing,…), pero ¿Por qué persisten similares los estereotipos, los maltratos y el acoso sexual a las mujeres?

 

Son preguntas de mujeres. Quedan muchas más.

Preguntas que tienen contestación.

Y son las mujeres quienes deben disfrutar de turno preferente de respuestas.

 

Pregunta añadida: ¿Y si en el origen del machismo estuviera el miedo…?

 

Mirada Solidaria.es

 

Dejar un comentario