Escudriñando sus papeles encontró un escrito de diciembre 2008: “Navidad: to er mundo es bueno”. Invitaba a un extraterrestre a observar a los humanoides desde lo alto de una montaña.

 

Eran las Fiestas de Navidad. Luces y farolillos. Niños disfrazados de pastorcillos, mayores vestidos de papa Noel, trajes con lentejuelas, cenas de cotillón,…

 

Felicitaciones para todo quisque. Es Navidad. Todo vale, todos valen. En las misas se abrazan el lobo y el cordero, el señor y el criado, y se ‘desean la paz’.  A los templos acuden todos desarmados y muchos desalmados. Cualquier escenario vale para la comedia.

 

Una navideña mano mágica convierte a todo ser en respetable. Respetable es el presidente invasor que esquiva un zapato, como respetable el periodista que se lo lanzó. Incluso el zapato es respetable y recibe homenajes. Respetablemente sólo se condenó al periodista.

 

Todos se felicitan. Todos son solidarios. Solidariamente  recaudan fondos con cenas solidarias,  subastan camisetas de futbolistas solidarios, organizan bailes solidarios, montan tómbolas solidarias, borracheras solidarias,…Todos son solidariamente recompensados. A la compraventa llaman generosidad y a las compensaciones llaman solidaridad.

 

Alguien pintó en una pared: “Acabemos con la pobreza, mate un pobre”.

Supuestamente lo escribió con buena voluntad. También con buena voluntad se da limosnas a los pobres y con buena voluntad se les excluye. Quien no tiene dinero no puede consumir y automáticamente queda excluido de esta sociedad repleta de buenas voluntades.

 

Se animan mutuamente. Seamos amables y cariñosos. Es Navidad. Tomemos una copita juntos, incluso dos. Sin escatimar. Seamos detallistas y hogareños. Dejemos la tacañería,  hagamos regalos, no midamos gastos,… Lo dicen el Corte Inglés y los grandes almacenes, y ellos entienden mucho de Navidad.

 

Se sienten felices, se sienten libres. Feliz Libertad navideña. Libremente circulan los capitales, libremente circulan las mercancías… Desafortunadamente, los inmigrantes pobres no aprendieron a circular libremente. Bueno, al menos les queda la libertad de morir por el camino o familiarmente en su tierra.

 

Los villancicos cantan que nació el Salvador, el Rey de Reyes. Debe haber algún error. En la tierra, ni siquiera el más pequeño sirviente de un palacio nacería en un establo.

 

Se abrazan, se animan. Claro que sí. Usted puede desear feliz navidad a todo el mundo, a los reyes y a los siervos, a los invasores y a los invadidos, a los torturadores y a sus víctimas, a quienes residen en palacios y a quienes sobreviven en las cloacas,…

 

Se besan, se felicitan, se saludan,…Es Navidad y “to er mundo es bueno”…

¿También los gobernantes tiranos, los políticos y empresarios corruptos, los banqueros, los multimillonarios de las voraces transnacionales, los negociantes de las armas y de las guerras, los mafiosos de los paraísos fiscales, los clérigos que manipulan la moral,…?

¡ Por favor, que estamos en Navidad…!

 

Era el sueño de sus vidas. Las navidades son fechas de esperanza y de ilusión. Ahí están, brindando y brincando de alegría,…y sus ilusiones colmadas. Les tocó la lotería de navidad. ¡Qué emoción! Con lágrimas en los ojos, celebraban lo mejor que había ocurrido en sus vidas.

Con similar emoción los niños abrían decenas de juguetes y regalos que ‘papa Noel’ o unos ‘Reyes Magos’ les habían dejado amontonados junto al árbol de navidad.

 

Es impresionante. En época navideña todas las personas son iguales y tienen los mismos derechos, aunque unas puedan disfrutarlos y otras no.

Lo dice la televisión: “no hay motivos para que alguien en el mundo esté triste durante Navidad”. ¿Y las víctimas de Gaza, y las de Afganistán, y las del Sahara, y las del Congo, y las de India, y las de Haití, y las de Siria, y las de…?

La Navidad es tan maravillosa que incluye la Fiesta de los Santos Inocentes, los niños masacrados por orden del Rey Herodes. ¡Qué graciosas resultan las inocentadas!… Bueno, todavía las hay auténticas: Otros Reyes Herodes masacran con hambre a miles y miles de niños cada año.

 

Impresionante la Navidad. Gran efusión de buenos deseos al gusto: Quienes desean felicidad y prosperidad y quienes desean salud y un puestico de trabajo. Deseos de cambio y de acabar la crisis que generaron unos y sufrimos muchos. Deseos de que los machistas se suiciden un poquito antes de matar a sus mujeres. Deseos de otros políticos que no sepan mentir con toda sinceridad. Y, para que no digan, también deseos de paz para los países en guerra.

 

Y allá, en lo alto de la montaña, permanecía aquel ser invitado, observando a los terrícolas. Observando y pensando.

–    No entiendo.

–    ¿Cómo que no entiende? Le hemos invitado para que contemple el espíritu de la navidad en la Tierra. El espíritu de la fraternidad, del amor, del cariño, de la amistad, del saludo, de la felicidad…para todos.

–    ¡Espíritu Navidad! No entiendo. ¡Tanta indiferencia, tanta amnesia colectiva, tanto miedo inoculado! Cualquier pintor que mezcle en paleta todos los colores obtiene el gris. Cualquier acto o celebración que quiera contentar a todos también será de color gris. Es decir, un color neutral que aborrece la luz.

–   ¿Y…?

–   Espíritu no aborrece la luz, es luz.

 

Aquel viejo escrito le parecía un cuento de navidad. ¿O el cuento es la Navidad?

 

La ventana del mochuelo

 

  1. Oxuan7
    20 Dic 13 10:56

    INMENSO:
    “ESPÍRITU NO ABORRECE LA LUZ. ES LUZ”.

    ¡¡¡¡¡¡ LUCHA CONTRA EL GRIS !!!!!!!

  2. Luis
    20 Dic 13 15:54

    Se les olvidó la Navidad en las residencias y en
    las cárceles y en los hospitales. En todos ellos
    apenas tienen recuerdos de los que ya faltan.
    Unos y otros se amparan, se siente que otro
    día u otro años faltarán ellos y quizá nosotros….

  3. sandalio
    21 Dic 13 18:10

    ¡¡¡ME APUNTO A LUCHAR CONTRA GRISS!!
    Todavía «no hay lugar para ellos»,
    ni en Belén ni en Lampedusa.
    ¿Navidad es un sarcasmo?
    «Si tu Reino no es de este mundo»
    ¿qué vienes a hacer aquí,
    subversivo, aguafiestas?
    Para ser el Dios-con-nosotros
    has de serlo en la impotencia,
    con los pobres de la Tierra,
    así, pequeño, así,
    desnudo de toda gloria,
    sin más poder que el fracaso,
    sin más lugar que la muerte,
    pero sabiendo que el Reino
    es el sueño de tu Padre,
    y también es nuestro sueño.
    Todavía hay Navidad,
    en la Paz de la Esperanza,
    en la vida compartida,
    en la lucha solidaria,
    ¡Reino adentro, Reino adentro!
    Navidad 2013
    Año Nuevo 2014
    Pedro Casaldáliga

  4. Mayte Muñoz
    23 Dic 13 8:34

    Querido Mochuelo: ante esto me sale la expresión que utilizó el papa Inocencio X desconcertado ante el retrato que le pintó Velazquez “Troppo vero”

Dejar un comentario