Casi siempre las explicaciones más sencillas son las más reveladoras. Así parece ocurrir con la Cartilla Popular de la Agenda Latinoamericana 2013, cuyos textos corresponden al economista y escritor Josep Manuel Busqueta.

Los entendidos que consideren éste un comentario simplista sobre el capitalismo que no se ofendan, porque  no va dirigido a ellos. En todo caso, la cuestión no está en las palabras sino en aplicarse el cuento.

 

La explotación es la base del funcionamiento del capitalismo

La mayoría de las personas desarrollamos nuestra actividad en sociedades que podemos denominar capitalistas. El capitalismo no existe desde siempre ni existirá para siempre. Como todas las formas de organización de la sociedad que le preceden, desaparecerá y será sustituido por otras formas de producir y otras relaciones sociales diferentes. Podemos decir por lo tanto que el capitalismo es una forma histórica de relaciones sociales mediante la cual se organiza la producción de los bienes y los recursos.

 

El capitalismo se caracteriza, entre otras muchas cosas, porque para satisfacer sus necesidades las personas tienen que disponer de dinero. Este dinero, si no lo poseen por razones hereditarias o porque no disponen de medios de producción, sólo lo podrán conseguir a través del trabajo asalariado. Así la mayoría de las personas necesitarán vender las propias habilidades, su capacidad para producir -lo que denominamos la fuerza de trabajo-, a algún empresario a cambio de un sueldo. Gracias a este sueldo, las personas podrán adquirir a través del mercado la mayoría de aquellos bienes y servicios que consideren indispensables para satisfacer sus necesidades.

 

Es muy importante comprender la injusticia en la que se sustenta el capitalismo. El empresario, dueño de los medios de producción, con el sueldo sólo paga una parte de todo lo que el trabajador produce durante la jornada. ¿O es que alguien conoce algún empresario dispuesto a pagar a sus trabajadores lo mismo que ellos producen? Así pues, gracias a la propiedad y a la ley que la defiende, los empresarios pueden quedarse con todo lo que producen los trabajadores a pesar de que únicamente les paguen una parte. Este proceso de explotación es la base fundamental del funcionamiento del capitalismo.

 

Además de esta explotación fundamental, bajo el sistema capitalista también existe una apropiación privada de la mayoría de los recursos naturales. Quien contamina el aire, los ríos, los mares y consigue todo tipo de recursos naturales a bajo precio son los que consiguen hacer negocio con estos recursos. Así pues la apropiación por parte de las empresas capitalistas de los recursos naturales es otra característica propia de este modelo de sociedad.

 

Así mismo, hay que tener en cuenta que el capitalismo para su funcionamiento se aprovecha de las diferencias de género que aún existen en nuestras sociedades. Así pues paga menos a las mujeres por el mismo trabajo y además no les reconoce todo el trabajo de cuidado y reproducción de la familia tan necesario para mantener preparados los trabajadores para producir.

 

 

El capitalismo no es una propuesta satisfactoria para una sociedad del Buen Vivir

En el capitalismo el objetivo fundamental es la obtención del máximo beneficio privado en el mínimo periodo de tiempo posible.

Esto, como hemos visto, se basa de forma esencial en los diferentes procesos de explotación.

 

Así pues, la satisfacción de las necesidades fundamentales de las personas o el desarrollo de formas de producción y consumo que respeten los equilibrios y la reproducción de la naturaleza no son objetivos que tengan que satisfacer la dinámica de funcionamiento del capitalismo.

Si se consigue que estos objetivos se respeten es sobre todo gracias a la acción de las personas organizadas en diferentes movimientos sociales. Por tanto tenemos que ser conscientes de que no existe, ni puede existir, un “capitalismo con rostro humano”.

Y todavía más, si llegara a existir un capitalismo que no generara pobres o que fuera respetuoso con el medio ambiente tampoco sería deseable, porque para funcionar continuaría estando basado en la explotación de las personas.

 

Por tanto, para construir una sociedad diferente basada en la justicia social, donde las personas puedan vivir dignamente, en armonía con la naturaleza, y para construir una sociedad del Buen Vivir, tenemos que superar el capitalismo.

______________________

La cartilla añade dos sugerencias:

 

Vaya nuestro agradecimiento a la Comisión Agenda Latinoamericana Mundial  y a la Comissió Agenda Llatinoamericana de Catalunya.

 

Mirada Solidaria.es

  1. Luis
    16 Sep 13 15:09

    Me parece muy complicado el “informe desarrollo humano” o su aplicación en la cartilla. Para mi el capitalismo es simplemente el beneficio que se pretende sacar a cualquier precio. Lo que prima es el beneficio, sin él desaparece el capitalismo.¿Se puede aplicar esto en la sanidad pública, en la educación? En cuanto a ésta el periódico de estos días nos indica los baremos de matriculación, alojamiento,etc de los países centroeuropeos con respecto a lo que se quiere implantar aquí.

Dejar un comentario