El monopolio de los medios de comunicación conlleva el monopolio de la información; ellos configuran la realidad (la única que aparece en los medios) y ellos  proporcionan la interpretación (crean opinión).

Son Medios de des-información cuyo lema es: ‘confunde que algo queda’.

En consecuencia, y por la cuenta que le tiene, la tarea de la ciudadanía será estudiar cómo reinterpretar cuanto aparece y se dice en los Medios. So pena de caer en ‘total indefensión’.

Incluso el piloto del sentido común se enciende con frecuencia para avisarnos de ‘manifiestos disparates’.

 

Por ejemplo, los Medios en estos días están contando que:

 

* Cuando ya sumaban 638 muertos y miles de heridos en Egipto (la gran mayoría civiles), el 15 de agosto, sale Obama anunciando la suspensión de los ejercicios militares conjuntos con el ejército egipcio previstos para septiembre. Y añadió su ‘divino’ sermón: que “El pueblo egipcio merece algo mejor que lo que hemos visto en los últimos días. El ciclo de violencia debe detenerse”; que Estados Unidos condena rotundamente la violencia, reiterando su compromiso con los Derechos Humanos y la democracia; que insta al Gobierno egipcio y a los seguidores de Mursi  a detener el actual ciclo de violencia y expresar sus diferentes posturas por medios pacíficos; que Estados Unidos no puede determinar el futuro de Egipto…

Pero, vamos a ver: ¿Cómo Obama insta de manera equidistante al ejército y a los seguidores de Mursi a detener la violencia? ¿Acaso no ha sido el ejército el que dio el golpe de estado destronando al presidente electo? ¿Acaso se puede comparar el enorme potencial armamentístico del ejército y el de los manifestantes? ¿Y, después de un sermón tan pacifista, cómo no habló de cancelar la ayuda norteamericana anual de 1.550 millones de dólares en asistencia militar a Egipto? ¿Es la democracia y la paz de Egipto lo que preocupa, o la Comunidad Internacional lo que quiere es mera tranquilidad en la zona para que pueda seguir circulando por el Canal de Suez el 10% del comercio mundial y que continúe Egipto colaborando con Israel? ¿Le preocupa la paz… como en Siria tras 28 meses de conflicto,  más de 100.000 personas muertas y dos millones de refugiadas? ¿Qué paz busca una Comunidad Internacional que sólo tiene soluciones de guerra?

Por cierto, por ahí anda la ONU con su prudencia controlada, Europa sumida en su ambigüedad y España aprovechando sospechosamente la primavera árabe para vender armas a Egipto (y a otros países de la zona: Bahrein, Arabia Saudí…)

 

* Con todo glamour, hace unos días el secretario de estado norteamericano, John Kerry, anunciaba el comienzo de “negociaciones de paz” entre Israel y la Autoridad Palestina.

“Hemos llegado a un acuerdo que sienta las bases para la reanudación de las negociaciones directas entre los palestinos y los israelíes”, dijo Kerry, y esperaba de ambos “compromisos razonables”.

Estados Unidos asume el protagonismo sacando pecho ante el mundo como “defensor de la paz”. Aunque previamente obligó a la desprestigiada Autoridad Palestina para asistir a las negociaciones, amenazándole de retirarle la ayuda occidental que le mantiene en pie.

El propio Kerry prevé que las negociaciones durarán unos 9 meses y decide que se llevarán “en secreto”. Pero el Plan de Kerry no incluye las dos principales demandas palestinas (la detención de la construcción de asentamientos en Cisjordania y Jerusalén y, por otra parte, la Línea Verde referente a las fronteras de 1967) contempladas por las resoluciones de la ONU y la ley internacional.

¿A qué viene esta distracción teatrera? ¿Una estratagema para ocultar las verdaderas intenciones de EEUU e Israel en Oriente Medio? ¿Por qué se presiona a los palestinos, como si de ellos dependiera la paz, y no se aprieta a Israel para que cumpla sus compromisos y acepte el Derecho Internacional? ¿Cuál es la “buena voluntad” de Israel que, en ese mismo momento, autoriza la construcción de otras 1.200 viviendas en Cisjordania y Jerusalén, pasando de 300.000 los colonos instalados en tierras palestinas? ¿Qué negociaciones son posibles si Israel se ha apoderado del 80% del territorio palestino y otro 60% de Cisjordania está ocupado por colonias israelíes? ¿Cómo negociar si ni siquiera se permite a los palestinos administrar sus propios recursos y los israelíes le roban el agua a diario? ¿Qué fiabilidad puede tener el moderador asignado por Estados Unidos, Martin Indyk, estrechamente vinculado a los lobbies sionistas? ¿Se puede negociar entre la víctima y el verdugo, entre el opresor y el oprimido, entre el ocupante y el ocupado, entre el colonizador y el colonizado? ¿Qué negociación es posible cuando existe entre las dos partes tan desmesurada asimetría de poder?

El sentido común observa los 20 años de negociaciones de paz entre Israel y Palestina y parece que Israel nunca ha querido que el conflicto llegue a la ONU, ni a la Corte Penal Internacional, ni a la Corte Internacional de Justicia y prefiere que el conflicto se dirima en un ámbito controlado por su protector EEUU. De hecho la Autoridad Palestina ha tenido que aceptar el abandonar cualquier iniciativa ante la ONU mientras duren las negociaciones.

Y parece que Israel siempre ha boicoteado deliberadamente la paz y no está interesado en que las negociaciones arriben a una solución, para entretanto seguir creando “hechos consumados”. Simplemente pretende presentar ante el mundo una imagen de voluntad negociadora. Dice un editorial del periódico israelí Haaretz: “El gobierno (de Netanyahu) hará cualquier cosa que pueda para sabotear las conversaciones con los palestinos”.

Por eso hace pensar que estas ‘negociaciones de paz’ son un paripé, una cortina de humo. Como le decía el presidente norteamericano Lyndon B. Johnson a los dirigentes israelíes: “Ustedes tienen que hablar el lenguaje de la paz. No importa lo que hagan sobre el terreno. Usen siempre el discurso de la paz, y no digan nunca lo que realmente van a hacer”.

Y cómo no, los grandes líderes europeos, con Merkel, Cameron y Hollande a la cabeza, aceptan el papel de Estados Unidos como mediador honrado y permanecen con los brazos cruzados.

 

Así que cuidadín, cuidadín: en cinco o seis años menos de diez megacorporaciones controlarán la mayor parte de los medios de comunicación más importantes del mundo. Ellas diseñan la realidad y la visión del mundo, y lo sirven como único modo sensato de verlo. Para estos monopolios, quien no considera la realidad a su manera es, sencillamente, o un idiota o un insensato, si es que no un embaucador. Es el famoso ‘pensamiento único’. Con lo cual el derecho a la información y el derecho a opinar quedan reducidos al derecho de escuchar.

 

Mirada Solidaria.es

  1. chwilowki
    02 Sep 13 3:08

    I am so happy to read this. This is the type of manual that needs to be given and not the random misinformation that’s at the other blogs. Appreciate your sharing this best doc.
    Estoy muy feliz de leer esto. Este es el tipo de manual que hay que dar y no la falta de información al azar que está en los otros blogs. Apreciamos su compartir esta mejor doc.

  2. Luis
    02 Sep 13 15:04

    Ayer decía, uno de los medios, que Rusia suprimía
    el envío de armas a Siria por falta de pago y que
    España envía armas a Egipto.Y muchas cosas más..

Dejar un comentario