¿Qué será eso…?

Son tiempos en los que priman la apariencia, la imagen, la pinta, la facha,…

Parece no importar tanto la sabrosura del caramelo, cuanto su llamativa envoltura.

No importa si se está diciendo verdad o mentira, lo que importa es el revestimiento biensonante de las palabras.

No preocupa la comunicación, sino el embobamiento con los móviles, facebook, twitter,…

 

“Estoy cansado de escuchar: Ahora ha llegado el tiempo en que ya no hay responsables, ya no hay nombres propios, no hay que judicializar nada y no hay que mirar atrás. Ahora ya se puede robar con total impunidad, atracar al ciudadano, que nadie va a pagar absolutamente nada…

Este es el estado de información que nos ha tocado vivir. Yo estoy cansado de escuchar cómo Rajoy (presidente del gobierno español) a las 9 de la mañana dice en Onda Cero que no va a dar ni un solo céntimo del dinero público a la banca española, que eso era cosa de Zapatero (anterior presidente), y a las 12 de la mañana se firman los primeros 2.000 millones de entrega a la banca. A esto los medios de comunicación le llaman ‘falta de coordinación’. Es una simple y llana mentira, una patraña y una estafa. Que lo digan alto y claro: vamos a robarles el dinero a los trabajadores para dárselo a los bancos.

No es ninguna ‘falta de coordinación’, él lo sabía perfectamente, pero está tomando el pelo, porque lo que siente, en el fondo, es un profundo desprecio por su pueblo”.

 

– Por favor, Wyoming, ¿cómo dice usted estas cosas y, además, de esta manera…?, contestó un “correcto” oyente.

 

Lo que dice el presidente en Europa y en España es absolutamente contradictorio, allí da el discurso de lo que va a hacer y aquí nos cuenta una milonga. Nos lo cuentan cuando salen, porque hemos vuelto a la era de los sátrapas, de los grandes caciques, cuando aparecer en un balcón es como un regalo que se le hace al pueblo. Ya no tiene que dar explicaciones, no se ha enterado de que está al servicio de la ciudadanía, que su sueldo que cobra, que su coche oficial, el palacio de la Moncloa, que todos esos servicios que le damos con el dinero de los impuestos de los españoles son para que trabaje y administre la Nación, que no es el puto propietario, que es el administrador.

Y todo esto es posible porque tenemos una Justicia que nunca pasó una transición…

Lo dijo la presidenta de la Comunidad de Madrid: ‘el Tribunal Constitucional no está formado por magistrados, está formado por políticos’. Bien, ¿al servicio de quién?…Y el ministro de justicia habló de ‘cambiar el sistema de elección de los jueces para acabar con la politización’. ¡Ah! ¿Es que los jueces están politizados? Es que hasta ahora nos habían dicho que eran absolutamente independientes, que había una división de poderes y estos señores eran absolutamente objetivos. Si están politizados, ¿para qué tanto tiempo nos hacen acatar las sentencias y callar y no hacer una sola crítica a la Justicia porque era un poder objetivo? Y ahora nos dicen que son todos políticos, al servicio de intereses, sí, al servicio de los intereses del capital… Y esa es la razón por la que ni un solo corrupto de este país está en la cárcel”.

 

– ¿Cómo habla así, señor Wyoming? ¿No lo puede decir más educadamente…?

 

Hay decenas de miles de fraudes, de fechorías en el sumario de Gürtell. Hoy, en el mes de junio, no hay ni una sola persona procesada ni en la cárcel y no se ha devuelto un duro.

Pero como ellos dicen, no les tiembla la mano a la hora de hacer recortes…y encima quieren hacer responsable al pueblo, diciéndole ‘es que habéis vivido siempre por encima de vuestras posibilidades’. ¿Por encima de qué posibilidades? La gente vivía con las posibilidades que tenía. Uno puede vivir por encima de sus posibilidades un fin de semana, un mes…¿Me están diciendo que la gente ha vivido 60 ó 70 años por encima de sus posibilidades? ¿Es que somos gilipollas o qué?

Y nos dicen: ’esto se entiende muy bien, es como una familia, una familia no puede ingresar cien y gastar doscientos’. ¿Pero qué familia de este país puede estar gastando años y años el doble de lo que tiene? ¿En qué coño de supermercado le fían, qué banco deja que no pague la hipoteca,…? ¿Pero de qué están hablando?

Es verdad que hay muchos españoles endeudados, porque esa es la base de este sistema, el endeudamiento. Si no, este sistema capitalista se para y se cae. El Estado también tiene deudas y cuando hace una carretera la paga poco a poco, según van entregando certificaciones de obra. Pues la gente cuando compra un piso hace lo mismo, primero tiene que ir a un banco y es el banco el que dice cuáles son sus posibilidades a la vista de la nómina, de los avales. El banco le fija los plazos. No es el ciudadano el que decide sus posibilidades, el ciudadano se tiene que buscar la vida con lo que tiene…y si no puede pagar, le quitan el piso y tiene que pagar la hipoteca.

Aprovechan esta crisis para llevar a cabo una maniobra que llevan intentando desde que el mundo es mundo. La Reforma Laboral es la misma que querían hacer hace treinta años,… Es una puta patraña, sólo es una reforma para favorecer el despido, para quitarles los pocos derechos que tenían los trabajadores y quitarles la poca pensión que tenían o las pocas prestaciones que les correspondían por derecho y por ley…” 

 

– Por favor, Sr. Wyoming, modérese. Usted puede estar diciendo verdades como puños, pero le mata su incorrección…

 

“En el fondo les importamos un carajo. Ahora dice el presidente de gobierno que no habrá debate sobre el ‘Estado de la Nación’, no está el tiempo para debates. Pero ¿tú a qué te dedicas, tío? Tienes que salir y explicar a los ciudadanos por qué van a vivir peor que en toda su historia, cuál es tu modelo de gestión, habías prometido la solución de la crisis y estamos peor; habías prometido que la solución era generar confianza en los mercados y es el mayor grado de desconfianza en toda la historia, porque como ven que mienten sistemáticamente no quieren darles un duro y además les ponen unas condiciones acojonantes porque tienen razón. A esta chusma, que cogen la pasta y se la meten en el bolsillo no le da pasta ni dios.

Ahora han ido a por la enseñanza y a por la sanidad. Nos quieren plantear el modelo americano, pero es que nosotros no podemos entrar en el modelo americano, en primer lugar porque en ese modelo la mayoría de los jueces de este país ya estaría en el talego. En el modelo americano no han tenido paro, porque son la primera potencia del mundo y tienen multinacionales que están chupando la pasta al resto del globo y de eso pueden vivir toda la vida…pero nosotros somos de los chupados y no de los que chupan…

Nosotros venimos del fascismo. En Alemania echan pestes de Hitler y enseñan los campos de concentración como una vergüenza que han cometido para que no se repita y para que no se les olviden los crímenes que cometieron. Aquí estamos encima de miles de fosas comunes de personas asesinadas por defender la libertad y la democracia. Nuestra derecha no es la derecha de la señora Merkel. Ningún alemán podría comprender que el mayor monumento de este país esté dedicado a los fascistas, se llama el Valle de los Caídos. Nadie lo creería…

Los españoles no podemos ser los esclavos de Europa, tenemos los mismos derechos que los demás, estamos en la Unión Europea, y si en Europa se sube el presupuesto de educación y sanidad, nosotros queremos exactamente lo mismo, no queremos más…

Si un Estado no mira por sus ciudadanos ¿para qué se quiere? ¡Abajo la vergüenza y la mentira!

 

– Su forma de hablar, Sr. Wyoming, resulta un tanto escandalosa. ¿Por qué no aprende de la publicidad? ¡Los anuncios pueden estar vendiendo veneno, pero lo ofrecen tan dulcemente…!

 

Con gusto ofrecemos este extracto de la interesante intervención de Wyoming en Alcalá de Henares (22/6/2012) invitado por la Plataforma en Defensa de los Servicios Públicos.

Por cierto, ¿qué es hablar correctamente? El término correcto no significa sólo cortés, comedido, fino, discreto, cumplido…también significa preciso, cabal, justo, adecuado, apropiado, acertado.

 

 

         La ventana del mochuelo

 

  1. Rafael González
    25 Oct 12 14:25

    Había escuchado el famoso y valiente discurso en su día. Esto es, de verdad, hablar correctamente; algo que, sin duda, estamos olvidando a base de tanta mentira y tanta sinvergonzonería de estos impresentables que nos desgobiernan.

Dejar un comentario