Entre los amigos de vez en cuando nos sugerimos juegos. En esta ocasión lo llamamos el Juego de la curiosidad.

Porque no todo lo que nos cuentan los gobernantes, o sus comparsas de los medios de comunicación, es verdad. Ni mucho menos. ¡Hay mucha gente ‘viviendo del cuento’…!

De ahí este juego. Averigüe, compruebe, anote los datos más fidedignos posibles sobre su país, sobre su región y compárelos con lo que nos dicen los voceros del gobierno y de los medios.

¿Y esto para qué? Para sacar conclusiones, para tener más razones, para que no nos tomen el pelo como a bobos,…

Pongamos un ejemplo y apliquemos este juego a la realidad española. (*)

Aviso: si no le gusta el juego, lo que sigue le resultará aburrido.

 

Sobre la fiscalidad:

– La política de austeridad del gobierno español está recortando empleos en el sector público, se supone que porque son demasiados. Curiosamente, España sólo tiene el 9% de empleo público,  Suecia tiene el 25 % y lo costea con su sistema fiscal.

– Si España tuviese el mismo porcentaje de empleo público que Suecia (en sanidad, educación, servicios sociales, ayuda a la dependencia, escuelas de infancia, vivienda social, inspectores de Hacienda, etc.), se crearían 5 millones de puestos de trabajo (tantos como parados hay en España).

– Hablando de impuestos. Si comparamos lo que cotiza un trabajador de España (por ejemplo de la SEAT) y uno de Suecia (por ejemplo de Volvo), resulta que el trabajador español paga un 25% menos que el trabajador sueco.

– Y si comparamos lo que pagaban en 2011 los muy ricos y poderosos (Banca, gran patronal, etc.) en Suecia y lo que pagan en España, resulta que una gran fortuna española tributa el 80% menos de lo que paga una gran fortuna sueca. «Las grandes empresas españolas sólo pagan el 10% de sus beneficios y los multimillonarios que gestionan sus ingresos mediante las SICAV sólo pagan un 1%».

– La reciente reforma laboral, el presidente del gobierno la declaró “contraria a sus deseos pero imprescindible”, dado el déficit de unos 40.000 millones. Curiosamente, se calcula que el fraude fiscal en España asciende a 40.000 millones, que un estudio de la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona eleva a 80.000 millones al incluir los paraísos fiscales y la economía sumergida.

– Puestos a comparar, los ingresos estatales por impuestos en España alcanzan el 32%, en la Unión Europea de los 15 alcanzan el 44% y en Suecia el 54%.

 

Riqueza y trabajo mal repartidos:

– Es ya un tópico antiguo que el 20% de la población mundial disfruta del 80% de la riqueza. Más tarde se habló de que un 1% de la población se apropia de casi el 75% de la riqueza. Curiosamente, «El 0’0035 por ciento de la población española controla recursos por valor del 80’5 por ciento del PIB»

– Con motivo de la famosa burbuja inmobiliaria mucha gente se ha quedado sin casa y está viviendo realquilada, o en casa de los padres, o incluso durmiendo en la calle (Según RNE (11.01.12) han perdido su vivienda 150.000 personas, otras 135.000 están en proceso de perderla. Y podrían llegar hasta el medio millón). Curiosamente, en España hay 3,1 millones de viviendas vacías y sin utilizar: unas diez por cada español sin casa.

– Todos los políticos hablan de «ayudar a la pequeña y mediana empresa» (las PYMES), que son las que más necesitan créditos para crear riqueza, las grandes empresas disponen de gran cantidad de fondos propios; y los Bancos están para prestar ese dinero. Pues bien, a comienzos de 2011, el 87% de las PYMES reconocían tener dificultades para obtener esos créditos bancarios.

– Antes de la crisis, el país de Europa que creaba más empleo era España. Después de la crisis, España es el país donde más creció la tasa de desempleo (9,7 puntos). En Irlanda 7,2, en EEUU 4,7, en Austria y en Bélgica un 0,4.

Y, curiosamente, muchos expertos coinciden en que la creación de empleo no depende de la legislación laboral y de la facilitación del despido.

– España es un país casi tan rico como el promedio de los países de la UE-15 (está en el 94%). Sin embargo en gasto social está en el 72%, el más bajo de la UE-15. Si se correspondiera con su nivel de ingresos, debería gastar 66.000 millones de euros más en el estado de bienestar. (libro ‘Hay alternativas’ de Vicenç Navarro, J. Torres y A. Garzón)

– A propósito de tantísimos recortes sociales en España, el Fondo Monetario Internacional puso a Irlanda como modelo de recortes (reducir hasta el 20% los sueldos de los funcionarios, y un 10% las prestaciones sociales y otros programas de gasto público, entregando a los bancos en quiebra decenas de millones). Por estas medidas, el FMI profetizó que Irlanda crecería un 1% en 2009. Curiosamente, ese año Irlanda no creció, sino que bajó un 11%.

– El salario mínimo en España son 641€. Mientras en Irlanda y Bélgica son 1.500€, en el Reino Unido 1.190, en Austria 1.000, en Francia 1.365 (con 35 horas laborables a la semana), en Holanda 1.424, en Grecia 739, en Portugal 425.

– Si el salario mínimo es tan bajo en España, se supone que tampoco serán muy altos los sueldos de los políticos.  En España, los emolumentos de un parlamentario se acercaban a 4.000€. Los parlamentarios europeos cobran 13.000€ mensuales. El presidente del gobierno unos 7.500 al mes; el presidente de la Generalitat de Catalunya casi el doble (en torno a los 14.000 mensuales); el alcalde de Barcelona 117.398 anuales y el de Madrid algo más de cien mil. (Daniel MONTERO, El increíble chollo de ser político en España)

 

La buena salud del  comercio de armas:

– En tiempos de recortes económicos tan fuertes, según datos de SIPRI: los gastos militares de España en 2010 fueron de 15.800 millones de dólares. España ocupa el nº 17 del ranking mundial. En cambio en el índice de paz mundial (IPM) descendió del puesto 25 al 28. (Military expenditure database.www.sipri.org y www.visionhumanity.org)

– Si pasamos de los gastos militares a la venta de armas, España ocupa el séptimo lugar como exportador de armas, la mayoría a países africanos. (Informe del Centro de Estudios para la Paz Delás de junio 2011)

EL JUEGO PUEDE CONTINUAR…


 

 

 

 

Ventana del mochuelo

 

 




 

 

 

 

(*) Datos tomados de Cristianisme i Justícia, Suplemento del Cuaderno núm. 178 de CJ – (n. 212) – Febrero, 2012

 

Dejar un comentario