Persistencia tras las sombras…

Siento como si constantemente tuviera que hacer frente a las sombras de tanta gente… a veces es como una mezcla de luz y oscuridad, pero en ocasiones, la mayoría de lasveces, tan solo es pura oscuridad. Ver a través de la oscuridad no es fácil… se necesita mucha concentración, muchas sensaciones, mucha intención, para sentir que puedes ser capaz de atravesarla…

Es algo muy laborioso.

Si algo o alguien se han visto envueltos y amortajados por tanta oscuridad, ese algo o alguien es Irak. Ni Palestina, ni Siria, ni Libia, ni Egipto, ni el Yemen, ni Túnez, ni Bahrain… no cualquier otro lugar, sino Irak.

Al menos respecto a los otros, tanto si queda algo de consuelo como si no, los rostros tienen nombre, una historia sobre la que escribir, un lugar al que uno puede referirse… En nuestro caso, permanecemos como seres anónimos, sin rostro, sin historia, sin nombre.

Irak es como Haggar, la esclava a la que nadie presta atención. Que se las arregle sola como pueda… que busque y suplique… no es más que una esclava…

 

La capa sigue siendo muy gruesa, como un denso velo, como un chador negro… intentando esconder siempre la Verdad, la Realidad.

No importan todas las líneas que pueda escribir denunciándolo, exponiéndolo, ni tampoco lo que pueda o no pueda decir, hay consenso, como una especie de veredicto final, en que Irak es ya misión cumplida, y a otra cosa mariposa

¿Y qué si no quiero ir a otra cosa? ¿Y qué si deseo permanecer ahí anclada porque aún no se ha dicho todo, porque aún no se ha denunciado todo? ¿Y entonces?

Me dicen que ya no es importante… me dicen que hay Primaveras esperándonos.

El lector siempre va en búsqueda de una nueva historia, de otro pedazo de carne que consumir… No tengo más historias, mis historias son repetitivas y por tal condición llevan un mensaje, que aún no han digerido… que nunca se han tragado en realidad… al que nunca le han hincado el diente…

 

Yo quiero volver a poner a Irak en la vanguardia, sí, en la vanguardia misma de la batalla.

Para mí no hay tropas en retirada, para mí no hay partida… las huellas siguen allí. Las botas de los soldados siguen allí, los escombros siguen allí. No van a poder borrar eso, como si simplemente pudieran situarlo entre unos límites, entre unos plazos.

No olvidaré. Me niego a hacerlo. Estoy firmemente dispuesta a seguir denunciando, a protestar de los plazos, de los controles… Estoy resuelta a hacerlo frente a las Sombras. Estoy dispuesta frente al Silencio. Estoy dispuesta a mantenerme inflexible frente al Olvido deliberado.

Soy testaruda, me pego a Irak, me pego a lo que amo, aunque lo que amo se haya convertido en una Sombra de lo que era.

 

No saldréis impunes de Irak. Ni ayer, ni hoy, ni mañana, ni después del infame plazo de “retirada”… el Coitus Interruptus de vuestras buenas conciencias, cuando tenemos que tragarnos la píldora del día siguiente… para abortar los monstruos antes de darlos a luz… fuera de vuestros paritorios… de las nuevas contracciones de vuestro Nuevo Orden Mundial… de vuestro nuevo Oriente Medio… que siempre estáis tratando de inventar y reinventar…

Un poco de democracia por aquí y por allá, unas cuantas publicaciones y congresos miserables para esos árabes y musulmanes tan sumisos.

Tratando de adormecernos con la religión, expertos cuidadosamente seleccionados y predicadores de “mente abierta” pretenden ponernos tiritas sobre las heridas… como si fuéramos esos cómicos a los que se empuja a escena a punta de pistola, ordenándoles que rían y hagan reír.

No, y miles de veces NO. Irak no es un payaso.

 

He visto demasiadas vidas rotas, he visto demasiada pena y dolor como para poder convertirme en una árabe buena, en la audiencia aceptable que Vds. esperan.

Soy la agente sucia, que no pertenece a nadie… Solo lo hago por la Verdad, para Divertirme… sí, para Divertirme… Me encanta cuando una voz irrelevante como la mía, intrascendente, os repite todo de nuevo una y otra vez, con la monótona repetición de una historia.

No me preocupa si esa voz cae en oídos sordos, no me preocupa si tan solo es un susurro, un murmullo… todo lo que sé es que es una voz entre las Sombras… pero es real, está aquí y no va a marcharse.

 

Layla Anwar

 

(Desde Irak… http://arabwomanblues.blogspot.com/2011/12/shadows.html . Traducido del inglés para Rebelión por Sinfo Fernández)

 

Esta entrada fue publicada en Testimonios. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *