Guantánamo (11 de enero de 2002)

Para atacar al terrorismo, el gobierno estadounidense inventó un centro de terror.

En nombre de la seguridad nacional, el gobierno norteamericano inventó la cárcel de Guantánamo que mantiene ilegalmente en Cuba.

En nombre de la legalidad, se autorizó a la CIA a establecer ilegales centros de detención en todo el mundo y sin derecho a juicio para los sospechosos de terrorismo.

En contra del derecho internacional, en Guantánamo se han recluido hasta 779 prisioneros, mucho de ellos meros sospechosos, otros muchos inocentes y doce de ellos menores de edad. De los 171 que quedan, más de la mitad ya tienen autorización para irse, pero siguen atrapados allí por falta de dinero para el traslado y porque el Congreso endureció las condiciones para los países de acogida.

En nombre de la justicia, se les sigue violando el derecho fundamental de ser puestos ante un juez o de ser liberados en caso de que no existan pruebas en su contra.

Les llamaron “presos de guerra”, pero algunos de ellos declaran que: “Pagaban por cada persona entregada a los estadounidenses y, entonces, algunos del gobierno paquistaní aprovecharon para obtener dinero de Estados Unidos vendiendo árabes que vivían en Paquistán desde hacía un tiempo, para ser trasladados a Guantánamo”.

En contra de la Convención de Ginebra y de las condenas de la ONU, se ha aplicado sistemáticamente la tortura, que según el Gobierno de Estados Unidos no son más que “tácticas de interrogación reforzada” (privaciones de sueño, prisioneros desnudos con bajas temperaturas, interrogatorios extenuantes, golpizas diarias, el submarino,…)

Deghayes sólo ve algo con un ojo, intentaron arrancarle los dos y lo mismo a otros  compañeros presos. Otros perdieron diferentes miembros, otros murieron, otros se suicidaron…

Mientras parte de la población norteamericana ven la cárcel como una aberración, otra parte considera que convierte al mundo en un lugar más seguro.

Ilegales son los Tribunales Militares para enjuiciar a los detenidos, e ilegal es la Ley del pasado diciembre autorizando la detención militar indefinida sin juicio para sospechosos de terrorismo.

Barak Obama prometió y ordenó el cierre del penal durante 2009, pero ahí sigue abierto.

Visto lo visto, el penal de Guantánamo pone en evidencia a Estados Unidos: El país que se arroga  el derecho a trazar ejes del mal y a opinar sobre los derechos humanos en otros países, se muestra como un país terrorista, que pisotea los derechos humanos.

¿Acaso alguien ha sido condenado como responsable, partícipe o cómplice de tanta atrocidad?

¿Qué dios habrá hecho a ese país tan omnipotente que le permite estar por encima del bien y del mal?

 

Haití (Terremoto 12 de enero de 2010)

* Dieulia St. Juste lleva dos años, con sus tres hijos, viviendo en un campamento, desde que el terremoto afectó a tres millones de personas, segó la vida de su esposo y otras 230.000 más.

– “No tenemos una vida linda (…) En esta tienda vivimos como perros. Nadie me ayuda a cuidar a mis hijos. Cada día tengo que caminar por las calles vendiendo cosméticos, y espero poder mantenerlos de esa manera”, dice. Las cosas están empeorando para quienes vivimos en los campamentos…”, añade esta vendedora ambulante de 38 años.

Otras 500.000 personas siguen viviendo aún en 750 campamentos.

* Marie Felicia Felix, una discapacitada de 41 años, vive en un “refugio temporal” de la Cruz Roja/Medialuna Roja, en un campamento instalado en el viejo aeropuerto militar llamado “Airstrip Camp”. El 12 de enero de 2010 perdió una pierna.
– “Vivo mejor aquí que cuando vivía en una tienda en el Campamento Jean-Marie Vincent. Aquí me siento bien. No me preocupo cuando llueve”, dijo. “Por supuesto, no tenemos mucha infraestructura, como electricidad o agua, aunque de todos modos es mejor que antes. Pero no veo ningún esfuerzo real de parte de las autoridades por reconstruir realmente el país…Los discapacitados somos olvidados cuando se toman las grandes decisiones. Ninguno de nuestros líderes vino jamás a visitarnos aquí”, planteó.
Por una parte, está el sufrimiento que padece mucha gente en Haití, antes y después del terremoto…¡Mira que es mucho el sufrir…!

Y por otra, están las muchas historias escandalosas sobre Haití y su terremoto:

* Con el propósito de “estabilizar el país” permanece en Haití la fuerza de la ONU (Minustah) con 12.270 efectivos. Los mismos cascos azules que han sido acusados de múltiples escándalos (violaciones colectivas, abusos, asesinatos, narcotráfico, contrabando,…) y del brote de cólera (base de Mirebalais) que cada día infecta a 200 personas más y que en diciembre registraba 525.000 casos y 7.000 muertos en Haití, y 21.000 casos y 363 muertos en Rep. Dominicana.

Y allí siguen impunemente, a pesar de las protestas de la ciudadanía, de las resoluciones del Senado haitiano y de los manifiestos nacionales e internacionales.

¿Se admitiría en Estados Unidos una organización internacional de este tipo que provocara más muertes que el ataque del 11 de septiembre?

* Como demostración de la ‘solidaridad internacional’, se prometieron muchos miles de millones de dólares para las tareas de alivio y reconstrucción, pero tan sólo el uno por ciento llegó al gobierno haitiano.

El propio presidente, Michel Mastelly, declaraba: Me comentan que han entregado un tercio de lo que han prometido, que equivale a 3.000 millones de dólares. Pero realmente no sabemos qué se ha hecho con ese dinero. Esperamos que podamos conseguir los dos tercios restantes, que aún no se han entregado, para poder hacer grandes cosas”.

Dissident Voices afirma que la mayoría de fondos estadounidenses para la reconstrucción de Haití regresó a Estados Unidos. El resto de la ayuda internacional siguió el mismo patrón. De los millones entregados  para la financiación humanitaria, 34% pasó a manos de donantes y militares, y otro 28% fue a parar a las agencias de Naciones Unidas y ONG.

¿Por qué todo el mundo puede burlarse y abusar impunemente de los pobres?

Varias organizaciones haitianas se manifestaron el pasado 12 de enero: denunciando incumplimientos de compromisos de ayuda, la falta de trasparencia, los abusos y reclamando respeto a su dignidad.

¿Qué duele más realmente, la injusticia o la impunidad?

 

Mirada Solidaria.es

 

  1. Johnd26
    22 May 14 13:32

    Magnificent website. Lots of useful information here. Im sending it to some friends ans also sharing in delicious. And obviously, thanks for your sweat! badkgfcebdkk
    Sitio web Magnífico. Un montón de información útil aquí. Yo lo envío a algunos amigos que también comparten. Y, obviamente, gracias por su sudor! badkgfcebdkk

Dejar un comentario