El gran espectáculo del Mundo

En Occidente es época de vacaciones, vacaciones que disfrutan quienes tienen suerte y dinero para ello, vacaciones que utilizan como excusa   para permitirse “licencias extras” e intentar olvidar las preocupaciones personales y sociales.

Pero el mundo no está de vacaciones, como puede apreciarse en este breve resumen de la actualidad…

¡Vaya espectáculo!

 

Economía: Continúa el bochornoso espectáculo. Países ahogados por los Mercados y otros países temblando ante posibles ataques de los mismos. Irlanda, Grecia, Portugal, España, Italia,…toda Europa.

Las Agencias de Rating, guardianes fantasmas de los Mercados, mantienen en danza a los Estados y sus Gobiernos. Ellas califican las deudas públicas al alza o a la baja y fijan el nivel de riesgo de los Estados, para que los especuladores puedan exigir mayores intereses al invertir en deuda pública. Son agencias todopoderosas que hacen el juego hundiendo las deudas públicas para beneficio de unos pocos y en perjuicio de muchos. ¡Esos Mercados “libres” que privan de libertad a los pueblos!  También las Agencias calificadoras del Mercado son “libres” para ejercer la tiranía, las mismas que hicieron la vista gorda con las hipotecas basura (subprime) estadounidenses (punto de origen de esta gran crisis) y que ahora aplican un desmedido y sospechoso rigor a las finanzas de países europeos.

Hasta el superpoderoso Estados Unidos estuvo a punto de entrar en ‘suspensión de pagos’. ¿Qué tal que no pudieran pagar el salario a decenas de miles de sus soldados  repartidos por el mundo…?

Y los ricos haciéndose más ricos. Y los ricos pagando cada vez menos impuestos en los últimos 30 años. Y los Estados teniendo que pedir préstamos a los bancos donde los ricos invierten su dinero.

 

Política: En el espectáculo no faltan los títeres ni los payasos. Pobres gobernantes, marionetas en manos de los dueños del dinero, “obligados” a realizar continuos y duros recortes sociales a la misma población que un día les votó para defender el bien común nacional. Esos gobernantes rinden ahora cuentas a los mercados y no a los ciudadanos.

Y ahí están los gobiernos y dirigentes peleándose (unos haciendo de payaso listo y otros de payaso tonto), o revolcándose en la corrupción y cubriéndose con el manto de la impunidad. Berlusconi, Cameron, Strauss-Kahn, Camps… demócratas y republicanos, liberales y conservadores, socialistas y populares, laboristas y conservadores…

Todos ellos danzando, entre tribunales y recursos, entre permanentes campañas electorales, entre mentiras y promesas a las ciudadanías…

 

Sociedad: Los magos también están presentes en el espectáculo. Con suma habilidad atraen nuestras miradas hacia las consecuencias y hacen desaparecer las causas.

La hambruna en los países del Cuerno de África (Etiopía, Somalia…) y en otros países del mundo ha caído como la lluvia, perdón, como castigo de la Naturaleza.

Las ONG lanzan mensajes lastimeros que ablanden un poco los bolsillos, al no poder ablandar corazones. ¡Qué difícil e inútil es tapar las injusticias a golpe de limosnas!

Los magos mediáticos nos harán creer que el problema del hambre está en la propia hambre, que el problema está en las consecuencias, o en fenómenos impredecibles naturales como las sequías o los terremotos…

La miseria provocada y endémica de la marginación no existe, es decir, las causas de la pobreza en el mundo no existen, no existen los terribles planes de ajuste del FMI, ni la asfixiante Deuda Externa impuesta por los países ricos, ni los efectos letales del cambio climático, ni los saqueos por parte de las grandes multinacionales y sus gobiernos, ni la enorme subida de precios de los alimentos, ni las guerras imperialistas y colonizadoras que asolan a las humildes poblaciones,…

 

Ideología: Como en todo buen espectáculo se crea un mundo de sensaciones y juegos de luces. Desde el 11 de septiembre de 2001, se fue sembrando la sensación del miedo al terrorismo. Estados Unidos decretó que terrorismo es islamismo y pasó a ser un concepto del “pensamiento único”. Quedó declarada la guerra universal, la ¡guerra preventiva!

Pero no es terrorismo invadir países como Irak, Afganistán, Palestina, Sahara Occidental, Somalia,… Y mucho menos lo es si es para atacar a cualquier célula islamista.

¡Qué problema en Europa para definir la salvajada ocurrida en Noruega! 77 personas asesinadas a sangre fría. Enseguida se sospechó, naturalmente, de los extremistas islámicos. ¿Quién si no iba a querer hacer tanto mal a un pueblo tan pacífico como el noruego? La gran sorpresa fue que el terrorista, Anders Behring Breivik, era un varón blanco nórdico de ojos azules, universitario, hijo de un diplomático, un fundamentalista cristiano, un aburguesado masón, un noruego racista y xenófobo, un antimusulmán, anticomunista y proisraelí, un fanático ultraderechista que militó en el Partido del Progreso,… ¿Y cómo llamar entonces a semejante personaje si no es un terrorista islamista? Simplemente, ¡Un psicópata!  ¡Un loco! Así, acusándole de enajenado es una forma de quitarle de la escena, una forma de borrar del escenario la sangre que ha provocado.

 

Países árabes: Continúan las revueltas y continúan asesinando manifestantes. Siria, Libia, Egipto, Yemen, Bahréin, Marruecos,…Más de 1.500 personas asesinadas en Siria en cuatro meses, a golpe de tanques. Un alusivo lema abría la última manifestación en Siria: “Vuestro silencio nos está matando”.

Es una vieja constante: Civiles inocentes son los que pagan las ambiciones criminales de las élites políticas, tanto las locales como las imperialistas europeas y estadounidenses.

Los mismos que decretaron terrorismo = islamismo, dividen a los países árabes en  ‘malos’ y ‘menos malos’. Se ataca y se desestabiliza a los unos y se ampara o encubre a los otros. Los intereses occidentales determinan el nivel de maldad a tenor del petróleo y recursos naturales apetecibles de cada país, o su posición geoestratégica en el mapa.

 

Música: De fondo, muy al fondo, una lejana música celestial…

Entre risas y burlas, acertamos a escuchar la música de la Declaración Universal de los Derechos Humanos.

“Todos los seres humanos nacen libres e iguales en dignidad y derechos”…

“Toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, y en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios”…

“Toda persona que trabaja tiene derecho a una remuneración equitativa y satisfactoria, que le asegure, así como a su familia, una existencia conforme a la dignidad humana y que será completada, en caso necesario, por cualesquiera otros medios de protección social”.

 

Mirada Solidaria.es

 

Esta entrada fue publicada en Actualidad. Guarda el enlace permanente.

3 Respuestas a El gran espectáculo del Mundo

  1. Juan dijo:

    10.000 de acuerdo. O sea, 100 x 100 que sí.
    Que así veo yo también el panorama; y me da que somos muchos los que vemos y miramos igual. Sigamos en esta línea y tratando de convencer a más que no lo estén.
    Tú no lo dejes y sigue oteando y diciendo.
    Abrazosamente.

  2. Rafael González Jiménez dijo:

    Descripción magistral como siempre, Mochuelo, de la situación actual. Parece mentira que pueda seguir deteriorándose, pero así es; cada día un poquito peor. O sea, peor para la inmensa mayoría de la gente, por lo menos para ese 80% que tiene que vivir con el 20% de los recursos, aunque tal vez mejor, en lo obscenamente material, para ese otro 20% que se lleva la tajada del león.
    Y yo me pregunto: ¿aguantará este tinglado infame mucho más tiempo?

  3. Dolores dijo:

    Suscribo completamente este artículo sobre el obsceno Espectáculo Mundial. Que no dejen de oírse ni escribirse, como tú acabas de hacer, denuncias claras y valientes sobre la auténtica Realidad maquillada de Caridad; para que los que no tenemos en nuestras manos la acción directa de las decisiones políticas-económicas, no sigamos manteniéndonos en la cómoda desesperanza-resignación:
    “La situación está muy mal” “Poco podemos hacer”
    Unamos nuestras voces de protesta y como Juan dice, tratemos convencer a los q sus conciencias les dejan impasiblen ante colosal injusticia.
    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *