Recibimos un mensaje: Hace unos días esta persona empezó a hacer el belén en su casa. La crisis, la jodida crisis, le forzó a tomar algunas decisiones:

 

Pastores. Para nadie es un secreto que en todos los belenes hay más pastores que ovejas, parece absurdo, pero siempre ha sido así. Por supuesto me veo obligado a deshacerme de todos, menos uno. Instalaremos pastores eléctricos (cercas electrificadas) con el fin de controlar a las ovejas, y, una vez instalado, se plantea la posibilidad de sustituir, en breve, al pastor por un perro con experiencia.       

Personajes gremiales. Es sorprendente la cantidad de artesanos que puede haber en un belén: el herrero, el panadero, el de la leña, el carpintero (haciendo una desleal competencia a San José que se ha cogido baja paternal), el tendero,… y sin embargo es, también, sorprendente ver los pocos clientes que hay. La decisión que hemos tomado es despedir a todos los artesanos, es duro, pero no ha quedado otro remedio. En su lugar hemos contratado a un chino, que en un pequeño comercio fabricará y venderá todos los objetos que vendían los artesanos. (Si el chino decide subcontratar 15 menores para sacar el trabajo es un tema en el que no debemos meternos).     

Posadero. El chino se hará cargo también de la posada. Además, últimamente habían llegado quejas de atención al cliente por parte de José y María. La posada podría funcionar con el sistema de cama caliente.       

Lavanderas. Qué manía tienen en los belenes con lavar la ropa, con lo fría que debe estar el agua, con tanta nieve. Se suprimen los trabajos de lavanderas, que además eran ocupados siempre por mujeres. Cada uno se lavará su ropa en los ratos libres, potenciando así la equiparación de sexos en cuestión de tareas domésticas.   

Ángel anunciador. Suprimidos casi todos los pastores, no tiene sentido la figura de un ángel anunciador. Se sustituye por un anuncio luminoso, en donde además podremos anunciar las ofertas del chino.

Castillo de Herodes. A Herodes le mantengo en su puesto, no es que haga mucho, pero manda, y no es cuestión de ponerse a despedir directivos. Soldados, me quedo con dos por razones de seguridad, (que bastante calentita está la zona) pero los externalizo. Los contrataré por medio de Prosegur Castillos, para que me presten servicio como guardas de seguridad. Ahorro en costes fijos y gano en flexibilidad.          

Paseantes varios. Es sorprendente ver la cantidad de personajes que abundan en un belén sin hacer nada, absolutamente nada. Todos despedidos. Esto lo teníamos que haber hecho hace tiempo.         

Paseantes con obsequios. He observado que otro grupo de paseantes, algo menos ociosos, pero no mucho más productivos, se dirige hacia el portal con la más variada cantidad de objetos. Uno con una gallina, otro con una oveja, otro con una cesta, otro con un atillo (¿qué llevará el misterioso personaje del atillo?),… 
Puesto que todos tienen el mismo destino, organizaremos un servicio de logística, para rentabilizar el proceso. Despediremos a todos los paseantes, uno de ellos se quedará con nosotros por medio de una ETT (Empresa de Trabajo Temporal), y con ayuda de un animal de carga recogerá las viandas cada tres días y las acercará al portal.           

Reyes Magos. Por supuesto con un solo rey es más que suficiente, para llevar el oro, el incienso y la mirra. Eliminamos dos reyes, dos camellos y los pajes. Posiblemente nos quedemos con el rey negro para no ser acusados de racistas, además es posible que quiera trabajar sin que le demos de alta. Tengo que estudiar, también, la posibilidad de dejar tan solo el incienso y vender el oro y la mirra a otra compañía, ya que debemos  reducir al máximo la inversión en regalos de empresa.          

Mula y Buey. La única función de estos animales es dar calor. Esta función será desempeñada por una hoguera, que gasta menos combustible. Realizaremos un Centro de Desarrollo con los dos animales, y el que supere la evaluación trabajará como animal de carga en el servicio de logística antes citado.       

San José y la Virgen María. Está más que demostrado que el trabajo que hacen ambos en el portal puede ser desempeñado por una sola persona, y evitamos dos bajas de maternidad/paternidad. Por razones de paridad nos quedamos con la Virgen María y, lamentablemente, tenemos que despedir a San José (con lo que había tragado el hombre en esta empresa).   

El niño Jesús. A pesar de su juventud tiene mucha potencia, y además parece ser que su padre es un pez gordo. Le mantenemos como becario con un sueldo de mierda, hasta que demuestre su valía.

El Belén queda pues de la siguiente forma: Un pastor, con ovejas en un cercado, un chino con un comercio/posada de 24 horas, Herodes y dos guardas subcontratados, un paseante por ETT, con la mula (o el buey) haciendo repartos, el rey negro (ilegal), la virgen y el niño. 

Va a ser más soso que otros años, pero nos hemos ahorrado una pasta…

Ahora bien, si alguien se empeña en añadir algún adorno, algún arbolito, alguna estrellita…, por la presión social, o por el peso de la tradición,  o por la carga de la costumbre, o por cualquier otro rollo o pesar…pues que lo ponga, pero corre a su cuenta.

 

*************************

 

     El verdadero Adviento,  es decir, el acontecimiento realmente más esperado y que cambia algunas vidas es LA LOTERÍA DE NAVIDAD.

Decía P. Serrano:

Yo no entiendo cómo, tras el sorteo de lotería de Navidad, todos los medios presentan como muy positivo que el premio ha estado REPARTIDO. Intentan aplicar un criterio social redistributivo de la riqueza en su valoración.
Cuando sí estaba repartido era antes de que se hiciera el sorteo. Cada comprador tenía un décimo de 20 euros o menos y nadie tenía cientos de miles de euros.
Es absurdo plantear como VALOR la redistribución de un premio de lotería, cuando la propia lotería es todo lo contrario, se fundamenta en que muchos den un poco de dinero para que otro se haga millonario.


*************************

     Otro mensaje nos envía una pregunta con su respuesta:  ¿Sabes el origen del ÁRBOL DE NAVIDAD?

San Bonifacio trataba de convencer a unos druidas alemanes de que el roble no era ni sagrado ni inviolable, para lo que derribó uno. En su caída destrozó todos los arbustos excepto un pequeño abeto, al que calificó de “árbol del Niño Dios”.

Muchas gracias por la ilustración. Pero nos crea otra duda: ¿San Bonifacio destruyó un mito, o lo canjeó por otro de su conveniencia?
Esto nos recuerda otros RITOS  NAVIDEÑOS:

* Las uvas de Nochevieja: En la Nochevieja de 1909, unos viticultores catalanes, que habían tenido ese año una excelente cosecha, necesitaban desprenderse de un gran excedente de uvas  y, en un esfuerzo desesperado de imaginación, consiguieron venderlas inventando el rito de tomar las uvas de la suerte en la última noche del año.

* Las Tarjetas de navidad: En 1831, un diario de Barcelona quiso poner en marcha la técnica de la litografía felicitando la Navidad a sus lectores. Rápidamente se extendió la costumbre de felicitar las fiestas mediante una de estas litografías. A partir de 1870 se introdujo el color en las felicitaciones. La confección del primer Christmas suele atribuirse al londinense sir Henry Cole, quien en 1843, al carecer de tiempo para escribir las cartas de felicitación a sus amigos, encargó a una imprenta una tarjeta con el mensaje “Feliz Navidad y Próspero Año Nuevo”. A partir de 1870, el uso de este tipo de tarjetas se generalizó, con la imagen de Santa Claus como protagonista.

* Algo parecido y curioso de averiguar ha ocurrido con: el pavo de Nochebuena, el roscón de Reyes, los adornos del árbol, el aguinaldo, la cesta de Navidad, los regalos, la ropa interior roja, Santa Claus, San Nicolás, etc.

Los mejores promotores de todo esto son indudablemente los Grandes Almacenes… Allí encontrarán TODO lo que necesitan para celebrar una Navidad “auténtica”, especialmente aquellas personas que sienten que traicionan a alguien o a algo cuando no cumplen estos ritos.

************************

     Hace tiempo, desde El Salvador,  Guayo nos envió también un CHISTE NAVIDEÑO.

Estaba Pepito escribiendo su carta al niño Jesús:        
“Querido niño Jesús, me he portado muy bien este año, quiero que por favor me traigas una bicicleta”  Atte. Pepito         

Se dispone a poner la carta en el nacimiento, pero en ese momento observa que la figura de la virgen María lo mira fijamente. Arrepentido rompe la carta y escribe de nuevo:  “Querido niño Jesús, creo que me he portado bien este año, por favor tráeme una bicicleta”     Atte.Pepito……..

Nuevamente se dispone a poner la carta, cuando siente la mirada de la Virgen María. Rompe la carta y vuelve a escribir:

“Querido niño Jesús no me he portado bien este año, pero si me traes una bicicleta prometo portarme bien el siguiente año”.  Atte.Pepito………           Va con la carta de nuevo y otra vez la mirada de la Virgen,… Rompe otra vez la carta y desesperado toma a la Virgen y la encierra en el ropero. Vuelve a escribir:

 “Niño Jesús, tengo a tu mamá, si quieres volver a verla, tráeme una bicicleta”.

 

www.miradasolidaria.es

Dejar un comentario