Se escaparon los fantasmas: Los “mercados”, los “indignados”,  “los rebeldes árabes”, los “refugiados”, “los desempleados”,…

Y con los fantasmas sueltos, el miedo avanza.

 

El 29 de junio los ojos del Poder Económico miraban fijos a Grecia, como reo en el cadalso esperando el golpe de la guillotina.

Los ‘Mercados’ eligieron a Grecia como víctima (otra más) y decidieron su agonía lenta.

En tiempos de bonanza, a los bancos les brillaron los ojos (¡podían ganar mucho más!), era cuestión de atrapar a mucha gente de Grecia con préstamos baratos y fáciles para el consumo. Todos tenían licencia para endeudarse, incluida la Administración del Estado.

Pero en tiempos de crisis, las deudas son más difíciles de pagar. Los bancos exigen las devoluciones puntuales  y suben los intereses.

Esa es la norma: Los bancos deben ganar siempre, en tiempos de vacas gordas o flacas.

A Grecia la van ahogando poco a poco. La deuda de Grecia está en manos de los bancos (franceses, alemanes, norteamericanos, españoles…).

Si un Estado no tiene dinero, deberá pedir nuevos préstamos para pagar sus deudas. Y con los nuevos préstamos vienen nuevas y peores condiciones: Se pagarán más intereses (con la excusa del riesgo);  el Estado deberá reducir los gastos, es decir, recortar las pensiones, los servicios sociales, sanitarios y educativos, las prestaciones por desempleo, subir los impuestos, permitir que se privaticen todas sus empresas públicas (de energía, telefonía, transportes, sanidad, enseñanza…), etc.

– Pero, oigan, dice el gobierno griego, la población no aguanta más recortes de los que vienen sufriendo, es imposible, están al límite,…

– Pues no hay vuelta de hoja, responden los Mercados, o cumple nuestras condiciones, o no hay préstamos y Grecia se irá a la quiebra.

Se crea un círculo vicioso del que difícilmente podrá salir esa Nación o cualquier otra. Es la pescadilla que se muerde la cola, cada vez tendrá que endeudarse más para pagar más deudas. Y terminarán privatizando todo el patrimonio nacional y no será suficiente. Es el mismo mecanismo de la Deuda Externa utilizado con los países del ‘Tercer Mundo’, una Deuda que se convirtió en “Eterna”.

¡Son crímenes de lesa humanidad, cometidos por grandes estafadores con total impunidad!

El día 29 de junio, los poderes económicos miraban al Congreso griego, allí votaban si aceptaban o no el nuevo plan de ajuste. Ganó el por escaso margen. Los bancos y el euro sonrieron, las bolsas de todo el mundo subieron como la espuma. Grecia recibirá nuevos préstamos y los bancos acreedores podrán recuperar su dinero. Y la población seguirá agonizando.

¡Se evitó el CAOS en la Zona Euro!, dicen.

¡Mentira! Lo de Grecia sólo es un pequeño alivio pasajero, un pequeño respiro. Pero el mar de fondo sigue ahí, son necesarias grandes transformaciones, repensar Europa, repensar nuestro nivel de consumo,…

 

Los “MERCADOS” presionan, distorsionan, vigilan, deliberan, se ofenden, se enfurecen, exigen, atemorizan, obligan, ahogan, torturan, se aplacan, se sienten satisfechos,…Pero, a pesar de este lenguaje humanizado, no son como las personas, sino como los tiranos ambiciosos.

Son los dueños del dinero y se creen dueños del mundo.

Es una red complejamente entrelazada con diversas áreas: el Club Bilderberg marca  estrategias, el G-8 y G-20 actúan políticamente con sus brazos ejecutores administrativos (FMI, BM y OMC) y su brazo ejecutor militar (OTAN), la mesa de operaciones son las FINANZAS (bolsa, monedas, cambios, tasas de interés), sus íntimos colaboradores los Bancos Centrales, su herramienta de castigo la DEUDA, sus caras más visibles LAS GRANDES MULTINACIONALES Y ENTIDADES FINANCIERAS, sus zonas más ocultas los PARAISOS FISCALES, sus víctimas son GLOBALES (la Naturaleza y sus recursos naturales, los pueblos empobrecidos y millones de seres humanos en la miseria)…

Organismos antidemocráticos que nadie eligió son los que gobiernan y saquean el mundo en nombre de la libertad, la libertad de mercado.

Son ‘dioses’, señores del mundo, que por alguna desconocida ‘ley divina’ deciden y disponen sobre el futuro de la humanidad.

 

Los OTROS fantasmas también andan sueltos, los genios salieron de sus lámparas…

Entre gritos de protesta y sangre en las calles, el Parlamento griego dijo SÍ a los recortes impuestos.

Entre gritos y sangre en las calles,  van cayendo tiranos de países árabes.

Millones de ciudadanos/as están hartos y sus voces van subiendo de tono:

“El futuro lo deciden las personas y los pueblos y no la codicia insaciable de unos monstruos inhumanos”, “El capitalismo es incompatible con la democracia”, “Los valores sociales están por encima de los valores de la bolsa”, “La libertad de las personas está antes que la libertad del dinero”, “La Unión Europea sólo es Unión mercantil”, “Los derechos no pueden compensarse con limosnas”, “El hambre no se sacia con festivales benéficos”,…

La fotografía es escandalosa: La alegría de los bancos junto a la desesperación de la ciudadanía griega.

Los fantasmas avisan: Contra la indignación no es suficiente con la represión.

Y más de dos terceras partes de la humanidad tienen motivos y derecho para la INDIGNACIÓN.

 

Mirada Solidaria.es

 

Dejar un comentario