Dicen que en esta sección de ‘La ventana del mochuelo’ hablamos mucho de los problemas de España. Sí…hablamos de las cosas de la vida, cosas que vemos y pasan a nuestro alrededor. Lo que ocurre es que nosotros vivimos en España. Y hablamos con libertad, porque ni somos catedráticos ni queremos sentar cátedra. Es una conversación entre amigos.

 

Bueno, pues uno de los temas de corrillos en estos días fue el tema de los sueldos de los políticos. Es natural. Estos señores están dando tanta vara con las medidas de ajuste, con el recorte de salarios, con el continuo “tener que apretarnos el cinturón por la crisis”…que cualquiera de los casi 5 millones de parados en España puede mirarles y preguntarse por qué estos elegidos por el pueblo se convierten en clase privilegiada y ‘no se aplican ellos mismos el cuento’ que tanto exigen a la ciudadanía.

¿Cómo unos políticos, por muy presidentes del gobierno que hayan sido, pueden estar cobrando una pensión de 80.000 euros anuales del Estado y al mismo tiempo percibir sueldos de cientos de miles de euros de empresas privadas? Y además del sueldo, los expresidentes gozan de un despacho, de dos empleados, de viajes gratis y un coche con conductor, todo a cargo del Estado.

¿Cómo unos señores remunerados por su cargo parlamentario pueden estar dedicándose al mismo tiempo a otras ocupaciones profesionales también remuneradas? Medio centenar de diputados compagina escaño y profesión.

¿Cómo puede ser que la ciudadanía no pueda conocer los ingresos y ocupaciones que tienen, para ver si se dedican en exclusiva a su tarea parlamentaria y no la ponen al servicio de otros intereses particulares?

¿No son ellos quienes hablan de transparencia? ¿Qué democracia es esta en la que no existen mecanismos eficaces para someter a los representantes públicos al escrutinio de la ciudadanía?

El pasado 25 de enero se planteó en el Congreso el tema de endurecer las incompatibilidades de los diputados y senadores en este sentido…Una sesión repleta de evasivas y florituras, para acabar los grandes partidos (PSOE, PP y CIU) cerrando el tema y rechazando todas las propuestas.

Pues nada, luego quieren que no nos mosqueemos con los políticos. Vale.

 

Pero esos mismos señores parlamentarios no paran de dar morcilla con el tema de las pensiones de los demás ciudadanos/as: alargando la fecha de jubilación, agrandando el período de años cotizados para el cómputo de la pensión, abaratando las pensiones,…

‘Que si puede quebrar el sistema de seguridad social…’ Vamos a ver, ¿A qué sistema o partida se cargan por ejemplo los gastos militares o los de la Casa Real? ¿Por qué tanta historia de ligar una prestación social como es la jubilación a las estrictas cotizaciones laborales y no a los Presupuestos Generales como todos los servicios sociales?

‘Que si es bueno que la gente se pague pensiones privadas…’ ¿Qué es lo que está en juego, las pensiones o los beneficios de la banca? ¿Cómo que las pensiones privadas son la solución del problema? ¿Están en riesgo las pensiones públicas, o lo que se busca es el chollo de las pensiones privadas? ¿Y a cuánta gente le sobra dinero para invertir en un plan de pensiones? ¿Y, por otra parte, acaso han sido realmente rentables esos planes de pensiones? ¿No es verdad que los únicos beneficios que han obtenido los fondos de pensiones fueron las desgravaciones fiscales que disfrutan en la Declaración de Renta? (en 2010 el gasto fiscal de estos fondos supuso 1.443 millones de euros, casi la cantidad que supone el recorte de pensiones públicas)

Total, el mismo rollo de siempre: Los bancos alarman sobre la posible insolvencia de las pensiones públicas; así atraen dinero de la gente para fondos de pensiones privadas; y colocan esos recursos en mercados financieros con altas ganancias que no devuelven a los clientes. Un negocio redondo para los bancos.

‘Que si vivimos más años y cada vez hay más viejos jubilados y además nacen menos niños…’ Hombre, también hoy un trabajador produce mucho más y puede sostener con su actividad a más personas inactivas. ¿Qué cuento es ese del problema demográfico? Pues si ahora mismo hubiera más gente, mayor sería el número de parados ¿o no?. Pero si el gobierno quiere realmente equilibrar el sistema público de pensiones por qué se fija sólo en los gastos y no en los ingresos: cómo aumentar el empleo, cómo aumentar los salarios, cómo incrementar la productividad, cómo mejorar el sistema fiscal para acrecentar los ingresos,…

 

Quizás la conversación estuvo algo excitada aunque algunos del grupo son pensionistas. Pero, por favor… es que resulta indignante cuando nuestros dirigentes nos toman el pelo descaradamente, o nos toman por tontos o pendejos.

Que con 65 o con 67 años, que con 38,5 o con 37 cotizados,… ¿Alguien puede pensar, a la vista de los empleos de hoy día (parciales, por horas, por temporada, contratos basura,…), que una persona trabajadora va a juntar esa cantidad de años cotizados en toda su vida? ¿A qué viene toda esta historia? ¿Qué más dan dos años más o dos menos? Hoy el 43% de los jóvenes (entre 18 y 25 años en España) ni trabaja ni estudia. A ver qué milagros necesitarán éstos para cotizar 37 años.

Deberían decirlo de una vez: lo que quieren es bajar las pensiones y punto. Eso sí que es cierto y es lo único que van a conseguir con los cambios, además de calmar a los famosos ‘Mercados’ que no paran de apretar el cuello de los gobiernos para conseguir los máximos beneficios de donde sea y como sea. Y los que pierden, con siempre, los más débiles, que mañana no podrán jubilarse y hoy no pueden trabajar.

También han firmado los sindicatos (CCOO y UGT). Dicen que no tenían mucho margen para negociar y han pasado por el aro. Se podrían haber ahorrado tanta fanfarronería y espumarajos diciendo que nunca pasarían por una jubilación a los 67 años. Hay quien pregunta a cuánto asciende el cheque que han recibido.

Y de postre, las payasadas de algunos políticos: “La reforma no supone un recorte de derechos sino una ampliación de derechos, pues consolida el sistema de pensiones.”, dice Jesús Caldera, secretario de Ideas y Programa del PSOE.

¿Qué tal que, dentro de unos días, veamos a este mismo gobierno concediendo una millonada de euros a las Cajas de Ahorro y aceptando la prejubilación de miles de empleados de esas Cajas, y todo ello con cargo al Estado?

 

                               

              La ventana del mochuelo

 

  1. Luis Alfredo
    02 Mar 11 16:12

    Muy interesante.

    Es igual acá en Colombia, solo que aqui no hay paro….

    Un abrazo,

Dejar un comentario