Con motivo del día de la “Hispanidad”: ¡Exijo una explicación!

Quisiera saber ¿quién le dio el derecho a usted de explorarnos? Y ¿quién le autorizó para traer consigo tanto ladrón, malhechor y violador?

Contésteme usted ¿con qué moral vino a decirnos en qué dioses creer y que templos adorar?

Dígame usted ¿por qué razón nos impuso su gastronomía y hasta el modo de caminar?

Explíqueme ¿con qué moral nos vistió con sus ropajes absurdos y nos obligó a arrodillarnos ante su majestad?

¿Por qué nos contagió sus enfermedades, nos impuso una lengua y nos cambió hasta el nombre?

Y expóngame ¿en base a qué principio de la moral cristiana se apoyó para quemarnos en su hoguera?

Hable usted y diga ¿por qué nos robó nuestro oro y ocupó nuestros suelos y se quedó en nuestra tierra y asesinó a nuestra gente?

Usted es quien tiene que aclarar mucho. Usted, señor España, aún nos debe una explicación.

                (Es un sentimiento de Hindu Anderi)

 

Coincidencias que joden

El 22 de julio/2010, la prensa mundial se hizo eco: el presidente colombiano Uribe solicitó urgente convocatoria de la OEA para denunciar la presencia en Venezuela de miembros de las FARC y ELN. Anteriormente incluía también a ETA.

Se imaginan las conjeturas: ¿cómo el presidente Uribe, al que le quedan unos días de gobierno, monta este tipo de espectáculos, de convocatorias urgentes y llamativas? (ciertamente el gesto iba a tener eco internacional porque suponía presentar y desprestigiar a Chávez como protector de guerrilleros, terroristas para Uribe); ¿Tan amante de la paz y tan escrupuloso defensor del pueblo colombiano es el presidente Uribe, como para provocar un conflicto internacional a pocos días de dejar su cargo?…

Bueno, pues exactamente ESE MISMO DÍA, 22 de julio/2010, una Delegación extranjera compuesta por 10 dirigentes sindicales, 6 miembros del Parlamento Europeo, 3 delegados de España y 2 de Estados Unidos, atestiguaron ante la Audiencia Pública en el pueblito de la Macarena (Dpto. del Meta, al sur de Bogotá) la existencia de una gigantesca fosa común con 2.000 cadáveres, víctimas de los paramilitares y del ejército colombiano. El secretario C.P. Defensa DD HH, Jairo Ramírez agregó: “El comandante del Ejército nos dijo que eran guerrilleros dados de baja en combate, pero la gente de la región afirma que eran líderes sociales, campesinos y defensores comunitarios que desaparecieron sin dejar rastro”. Es decir, unas masacres y falsos positivos considerados delitos de lesa humanidad, imprescriptibles, y por los que Uribe tendrá que responder ante la Corte Penal Internacional al entregar su mandato. Por cierto, Norma Irene Pérez, activista de derechos humanos, formó parte de la delegación que auditó la fosa común de La Macarena el 22 de julio. Ya ha sido asesinada.

¿Otra coincidencia? Días antes de acabar su mandato presidencial, el ex presidente Álvaro Uribe fue nombrado por la ONU vicepresidente de la Comisión de Investigación del ataque israelí a la “Flotilla de la Libertad” que transportaba 9 toneladas de ayuda humanitaria para la asediada franja de Gaza. Nueve ‘activistas’ fueron asesinados por el ejército israelí.

Mire por donde la impunidad que Uribe perdía al finalizar su mandato presidencial, quedaba automáticamente prorrogada con su nombramiento en la nueva Comisión de investigación. ¡Qué padrinos no tendrá Uribe dentro de la ONU…!

 

El Fondo Monetario Internacional (FMI)

El FMI está rabioso con Argentina. Volvió a presionar a este país para que acepte revisiones de sus cuentas públicas, amenazándole con sanciones de no hacerlo.

El Gobierno argentino no permite intervenciones en la política económica doméstica desde que canceló anticipadamente y en efectivo el total de su deuda con el Organismo.

Pero el Fondo, que tras el desplome financiero internacional quedó en una situación de evidente debilidad y descrédito por su incapacidad de adaptarse a un nuevo contexto post-crisis, intenta ahora recuperar protagonismo. Al país argentino no puede imponerle sus viejas recetas de ajuste por no ser país deudor, pero intenta seguir sometiéndolo de alguna manera.

Caso muy distinto es el de Honduras. El FMI se ha lanzado nuevamente a reconquistar el terreno que había perdido en Honduras cuando el gobierno de Manuel Zelaya dejó a un lado al organismo financiero y se acercó a la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA) con la esperanza de mejorar las condiciones de vida de su población que ha vivido durante décadas entre la miseria y la pobreza. El último compromiso con el FMI venció en marzo de 2007 y Zelaya no lo renovó debido a las políticas de recortes sociales, libre comercio y privatizaciones que esa institución impone a sus deudores.

La entrada de Honduras al ALBA a mediados de 2008 puso en tensión a todas las fuerzas de ultraderecha y a las transnacionales como la estadounidense Chiquita, antigua United Fruit, que exporta desde esa nación 8 millones de cajas de piña y 22 millones de cajas de plátanos; o a las farmacéuticas que proveen el 80 % de las medicinas que se comercian en el país.

Con el ALBA, Honduras recibió millones de dólares para diferentes proyectos económicos y sociales que fueron puestos en ejecución, así como 20.000 barriles diarios de crudo venezolano que le permitía resolver la grave crisis energética del país. Los servicios de salud y educación comenzaron a brindarse gratuitamente en muchas dependencias del Estado, mientras se mejoraban los sistemas de acueducto y alcantarillado y la alfabetización se realizaban por toda la nación. En 2009, el salario mínimo aumentó de 184 a 289 dólares mensuales. La vida de la población más necesitada comenzaba a cambiar para bien de la mayoría.

Tras el golpe de Estado del 28 de junio de 2009, el país centroamericano se convirtió en un caos y cayó en un profundo declive económico.

Estados Unidos y las transnacionales no podían permitir que en Centroamérica, otro país (antes lo había hecho Nicaragua) se uniera al ALBA en completa contradicción a los Tratados de Libre Comercio con los cuales Washington intenta mantener controlada económica y políticamente a toda la región.

Era preciso volver a las políticas del FMI: Sus políticas neoliberales y de privatizaciones ya habían conseguido en Honduras la enorme desigualdad de que 15 familias controlaran el 80 % de las riquezas, mientras que el 80 % de la población recibiera menos del 10 %.

En solo 14 meses, el nuevo Gobierno ha revertido el 99 % de las leyes en beneficio de la mayoría de la población que tomó el gobierno de Zelaya durante tres años y medio. Se han derogado los acuerdos con el ALBA y restituido los privilegios a las compañías multinacionales e impulsado las privatizaciones. El FMI regresó por sus anchas. La ministra María Antonieta de Bográn anunció el acuerdo Stand By con el FMI. Se elevará el Producto Interno Bruto a costa de eliminar prestaciones sociales y Tegucigalpa podrá entonces restituir la ayuda recibida del organismo junto con los altos impuestos agregados. ¡Ayudas que matan! (*)

 

Prensa Imparcial

Para quienes siguen creyendo en la imparcialidad y la neutralidad de los medios de comunicación, es bueno que observen los criterios que establecen esos medios para su selección de las noticias. Veamos uno.

A finales del pasado mes de julio se descubrió una fosa común clandestina en la región colombiana de La Macarena, en ella se encontraban más de 2.000 personas enterradas, muchas de ellas eran sencillos campesinos asesinados por el ejército calificándolos de terroristas sin serlo, lo que llaman “falsos positivos”. Además, en los últimos días de agosto fue asesinada una de las investigadoras del caso de esta fosa. Y el 23 de ese mes, la televisión multiestatal latinoamericana TeleSur, informaba de la denuncia de un senador colombiano de la existencia de otra nueva fosa común con más de 400 cadáveres.

Sin embargo, al día siguiente, en la prensa española, por ejemplo los diarios El País y El Mundo, no se cita esa fosa común y presentan como segunda noticia de portada lo que denominan presos políticos cubanos: La Iglesia cubana anuncia la liberación de otros seis presos políticos (El País), La Iglesia cubana anuncia la excarcelación de otros seis presos políticos (El Mundo).

Así los lectores españoles llegarán a la conclusión de que en Cuba hay presos políticos, aunque los medios no digan qué institución los ha considerado así y por qué estaban en prisión, y, al mismo tiempo, se quedarán sin conocer que en Colombia aparecen fosas comunes con cientos de víctimas civiles.    (www.pascualserrano.net)

 

Mirada Solidaria.es

_______________________________________

(*) Refer. Hedelberto López Blanch, Rebelión, 13/9/2010.

Dejar un comentario