Depredadores modernos

En la tierra existen factores selectivos que han marcado la evolución de los seres que la habitan. Por esta razón ninguna especie puede vivir aislada de las otras, ni de los individuos de su especie. La selección natural (lucha en donde sobrevive el que tiene características más apropiadas para las circunstancias) ha conducido al establecimiento de grupos de especies que coexisten y se explotan unos a otros para sobrevivir. El resultado de estas luchas entre organismos ha originado las relaciones Depredador-Presa. La depredación comprende el uso de una especie llamada presa como alimento, por parte de otra llamada depredador. Por definición lleva consigo la muerte de la presa.

 

Esta lección de ciencias naturales que suele aplicarse a las plantas y animales, se convierte en  canallada cuando la practican seres humanos. Más aún cuando la practican con los individuos de la misma especie.

La historia de África es una historia de depredación. Y así sigue…

 

El 26 de abril conocíamos, a través de Umoya, que los gobernadores de Nigeria han decidido ejecutar a todos los condenados a muerte (300) para descongestionar las cárceles. Koyode Odeyemi, del servicio de prisiones de Nigeria, declara que 36.000 de los 40.106 internos están en espera de juicio. Grupos de derechos humanos dicen que algunos de los prisioneros han estado esperando su juicio 10 años.    
La única manera de investigación que tiene la policía es la tortura seguida de la confesión, señaló Odinkalu, que es abogado. Esa es la razón por la que los gobernadores no pueden firmar las órdenes de muerte con la conciencia tranquila, añadió.

 

La organización de derechos indígenas Survival Internacional  (1) de Etiopía se ha enfrentado a la empresa italiana Salini Costruttori constructora de presas. El proyecto de Salini es construir la presa más alta de África en el río Orno.

La presa, llamada Gibe III, destruirá los modos de vida de 200.000 indígenas que dependen del río y de sus crecidas anuales para sobrevivir.

Salini comenzó a construir la presa Gibe III en diciembre de 2006, sin consultar a las comunidades locales. Muchos de los pueblos indígenas aún saben muy poco acerca de lo que sucederá con el río y sus crecidas, de los que dependen.

El Gobierno etíope prácticamente ha imposibilitado cualquier tipo de consulta y ha prohibido la existencia de 41 grupos comunitarios en la zona.

Además de generar electricidad para ser exportada, la presa Gibe III se utilizará para el riego de grandes extensiones de terreno. El Gobierno ha comenzado a arrendar miles de hectáreas de tierra a empresas y gobiernos extranjeros para la agricultura y ganadería, y como consecuencia, los pueblos indígenas de la zona están perdiendo zonas esenciales de pastoreo. 

El proyecto de Salini viola los derechos más básicos de los vulnerables pueblos indígenas.

 

El Pentágono ha troceado África en zonas militares.(2) El comando militar regional AFRICOM, activado el 1.10.2007, pone de relieve la importancia geoestratégica de África en los planes militares, políticos y económicos internacionales de Estados Unidos. La zona de responsabilidad del  comando abarca 53 naciones, es decir, la totalidad excepto Egipto que corresponde al Comando Central.

La página web Defense News detallaba la división geográfica descrita en documentos de instrucciones del Departamento de Defensa. Las cinco zonas corresponden a las principales Comunidades Regionales Económicas de África.

Como es habitual cuentan que: su misión es la de apoyar y adiestrar a las fuerzas militares de aquellos países para el mantenimiento de la paz y defensa ante el terrorismo.

Olvidaron añadir que su misión es también controlar los recursos naturales (petróleo, gas y otros minerales), controlar a los gobiernos  y asegurar la  circulación marítima.

La amenaza y el uso de la violencia armada para lograr ventajas económicas y geopolíticas son funciones depredadoras.

 

Un comunicado de la federación de Comités de Solidaridad con África Negra lo asegura (3): La violencia contra población civil en el este del Congo se recrudece, preparando la anexión a Ruanda. La guerra que azota la República Democrática del Congo y que ha causado ya más de cinco millones de muertos, se está recrudeciendo. El resultado: más muertes de civiles, violaciones masivas y destrucción del tejido productivo de algunas de las provincias del Este del Congo.

Las dos últimas guerras sufridas en este país, en los años 1996 y 1998 fueron planificadas y apoyadas logísticamente por los EEUU para asegurarse el control de los recursos mineros del centro de África. Los ejecutores directos fueron los países aliados de la zona. Uno de ellos, Ruanda, resguardándose bajo el paraguas de silencio tejido por los países occidentales,  continúa hoy ejecutando una política destinada a anexionarse importantes territorios de la región del Kivu. La política expansionista de Ruanda le ha llevado a hacer todo lo posible para expulsar a la población congoleña de la zona de los Kivus y permitir así su sustitución por población ruandesa.

Esta guerra se acabaría rápidamente si los países occidentales cortasen el flujo de ayuda económica al gobierno ruandés.

Nos unimos a su grito de sufrimiento, y queremos que este grito rompa el silencio impuesto por los intereses económicos y políticos, tanto africanos como occidentales.

 

Según un informe de Global Financial Integrity (4), el flujo total de dinero ilícito proveniente de África supera con mucho el flujo de fondos que ingresan a la región con fines de asistencia al desarrollo. Contener esta fuga de las finanzas públicas es fundamental para paliar la pobreza y fomentar el desarrollo económico en el continente.

Calculando por lo bajo, la salida ilegal de fondos de África alcanza, en total, aproximadamente 854.000 millones de dólares. Esa cifra bien podrían rondar los 1,8 billones de dólares.

Los cinco países con las mayores fugas ilícitas de capitales expresadas en dólares son: Nigeria (89.500 millones), Egipto (70.500 millones), Argelia (25.700 millones), Marruecos (25.000 millones) y Sudáfrica (24.900 millones).

Los flujos financieros ilícitos provenientes de África crecieron a un ritmo promedio de 11,9% cada año.

 

Podrían continuar los ejemplos. Seres humanos convertidos en depredadores de otros seres humanos, de la naturaleza y de otras especies vegetales y animales. El tráfico de la flora y la fauna se ha convertido en uno de los emprendimientos económicos más redituables y figura en el mundo en  tercer lugar luego del de armas y de las drogas.

El de la fauna mueve alrededor de 10.000 millones de dólares anuales y la flora, está superando los 7.000 millones. A estas cifras habría que sumarle el tráfico clandestino…

Cada año se consumen  en el mundo entre 600 y 900 toneladas de marfil, que se obtienen de unos 150.000 colmillos de elefantes adultos. A pesar de que en 1990, el comercio de marfil se prohibió internacionalmente.

Según los datos de las organizaciones TRAFFIC  y  WWF, cada año se comercia ilegalmente con primates, ave, pieles de reptil y de mamíferos, orquídeas, cactus y peces exóticos. Su destino son EEUU, Europa, Japón y parte del sudeste asiático. Para usos tan variados como la peletería de lujo (una piel de pantera siberiana alcanza los 100.000 dólares  en el mercado negro), ornamentos, productos pretendidamente afrodisíacos y, en algunos casos, animales de compañía o plantas para jardines. A causa de este comercio ilegal, unas 700 especies se encuentran al borde de la extinción. Pero, además, otras 2.300 especies animales y 24.000  vegetales están amenazadas.

Con toda razón  hemos conseguido el título de Homo depredator.Viene del latín “depraedari” = robar con violencia y destrozo.

 

Mirada Solidaria.es

______________________________________________________

(1)     Fuente: http://www.survival.es/noticias/5879

(2)     Rick Rozoff Global Research/ Stop NATO

(3)     Rebelión  (10.7.2009)

(4)     http://www.g20transparency.com/

Esta entrada fue publicada en Pueblos oprimidos. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *